El sueño de Podoroska llegó a su fin

Foto: Roland Garros

La rosarina Nadia Podoroska concluyó su aventura en un Roland Garros que seguramente no olvidará jamás por lo alcanzado, al caer derrotada hoy a manos de la polaca Iga Swiatek en semifinales.

Podoroska (131 del ranking de la ATP) cayó por un contundente 6-2 y 6-1, en una hora 10 minutos de partido.

Sencillamente no hubo partido. Swiatek dominó las acciones a partir del primer quiebre en el segundo game del juego, y en ningún momento bajó la intensidad de su juego.

Ante la velocidad y la potencia de los golpes de Swiatek, poco pudo hacer Podoroska, que intentó todo, y ante cada buen golpe que pudo conectar siempre encontró respuesta.

Y como si la rival no fuera suficiente, Podoroska no contó en su saque con un aliado que la pudiese sacar de algún apuro. Apenas ganó el 42% de sus puntos con el primer servicio, y el 38% con el segundo. Demasiado poco.

Más allá de esta dura caída, Podoroska se fue de Roland Garros marcando un hito no sólo para su carrera, sino también para el tenis femenino argentino que después de 16 años volvió a tener una representante en la semifinal de un Grand Slam.