Uruguay le ganó a Bolivia y consiguió el pase de ronda

Foto: CONMEBOL

Uruguay derrotó a Bolivia 2-0, por la anteúltima fecha del Grupo A de la Copa América, logrando su primer triunfo, tras un empate y una derrota, y el pase a la segunda ronda.

Un gol en contra de Jairo Quinteros, en el primer tiempo, y otro de Edinson Cavani, en el segundo tiempo, le dieron la victoria al equipo del Maestro Tabárez. La diferencia no fue amplia como merecía, por responsabilidad del arquero Carlos Lampe y en otros casos por mala puntería de los uruguayos.

Un centro desde la derecha de Giorgian De Arrascaeta al centro del área, donde acechaban Luis Suárez y Edinson Cavani, fue interceptado por el defensor Jairo Quinteros, quien en su intento por despejar mandó la pelota, que pegó en Lampe, dentro de su propio arco, a los 39 minutos.


Uruguay mostró mayor convicción y presencia para buscar el desnivel. Un carrera de la dupla temible -corrida de Cavani, toque a Suárez y devolución al delantero del Manchester United- chocó con una gran reacción del arquero Carlos Lampe cerrando el ángulo a Suárez y luego tirándose abajo para desbaratar el remate de Cavani, a los 20. 


Un cabezazo de Suárez, tras centro medido de Federico Valverdem a los 35, y un tiro libre del atacante del Atlético de Madrid obligó a una volada de Lampe para desviar al córner, a los 47 minutos. 

Bolivia tuvo algunos pocos instantes de manejo en tres cuartos de cancha, pero le faltó profundidad y contundencia.

El segundo tiempo fue un monólogo de Uruguay, y hasta debió terminar en goleada. En los primeros veinte minutos, Lampe protagonizó tras grandes atajadas: tapándole un tiro a Cavani, retrocediendo a tiempo para despejar el disparo por elevación de Suárez, y sacando con mano cambiada un fuerte derechazo de afuera de Bentancur.

Los ingresados Facundo Suárez y sobre todo Maximiliano Gómez, ya en tiempo de descuento, tuvieron el arco a disposición y remataron desviado increíblemente.

En medio de estas dos fallas de definición, Cavani, a los 33 minutos, ratificó su voracidad goleadora y marcó el primer gol 100 por ciento uruguayo de esta Copa -el anterior, en el empate con Chile, también había sido en contra: de Arturo Vidal-, con un toque sutil para direccionar la pelota de frente al arco y luego de recibir el centro de Torres, que desde su ingreso aportó desequilibrio y generación de juego sobre la punta izquierda.