Klopp hunde a Pochettino

El Liverpool pasó por encima del Chelsea para mantener su distancia al frente de la clasificación. Bradley, de 20 años, restó protagonismo a Klopp con su primer gol en la Premier League y su quinta asistencia en tres partidos.

No hay tregua. El City se acerca al Liverpool, y este da otro paso adelante. Nadie da su brazo a torcer. Ni en el ensayo general de la final de la Copa de la Liga. El Chelsea no tuvo opción. Apenas disputó el duelo de tú a tú durante los primeros minutos, pero los de Klopp tomaron las riendas pronto. Con prisa. Como suelen atacar siempre. Núñez gozó de la primera ocasión reseñable, un disparo raso y cruzado que Petrovic despejó al poste, en el minuto 18. Y solo cinco más tarde, Bradley recuperó el esférico en su propio campo y lo ofreció a Jota, que se zafó de dos defensores antes de pisar área y abrir la lata.

Al equipo de Pochettino le costó encontrar aire. La presión local asfixió a los visitantes, que pasaron de villanos a meros actores secundarios en un episodio en el que Bradley fue protagonista. Otra vez. Hace poco más de una semana, el lateral de 20 años debutó en la Premier League dando una asistencia. Luego dio dos más el fin de semana y ante el Chelsea anotó su primer gol. En una nueva salida rápida del Liverpool, que empezó su ataque por la izquierda y avanzó hacia el centro. Desde allí, Díaz vio la carrera de Bradley por la derecha. Recibió y disparó cruzado a la red. Inolvidable.

Quien sí querrá eliminar una acción del partido de su memoria será Núñez. El uruguayo se dispuso a anotar el tercero justo antes del descanso, pero disparó al palo desde el punto de penalti. Solo entonces, ya en el tiempo de descuento, el Chelsea se asomó al área de Alisson, aunque Fernández no lo puso en aprietos. Triple cambio y lavado de cara del Chelsea tras la reanudación. Sin resultado. Amenazaron los londinenses, pero superada la hora de juego, Bradley dejó atrás a Badiashile y encontró a Szoboszlai en el área. Marcó el húngaro. Encadenó su tercer partido seguido asistiendo el norirlandés. Nkunku marcó en el minuto 71, de la nada. Y en nada quedó. Bradley encontró a Díaz poco después. Marcó el colombiano. La sentencia de un Liverpool que mantiene cinco puntos de ventaja.