“Del Bosque no me puso en 2016 y claro que me cabreé”

‘El Santo’ Iker viajó para ver in situ estos cuartos de final ante la ‘Mannschaft’, a la que derrotó camino de ganar una Eurocopa y un Mundial.

Iker Casillas recibe a As enfrente del mítico Reichstag de Berlín, en la Home of Football de Adidas. El exportero madrileño viajará este viernes a Stuttgart para presenciar en vivo el España-Alemania e intentar legarle a Unai Simón un poco de aquella Santidad con la que contribuyó decisivamente a que la Roja ganara dos Eurocopas y un Mundial de manera consecutiva. En 2008 (final) y 2010 (semifinal), tras cargarse a la Mannschaft.

¿Qué partido espera ver Iker, esta vez desde la grada, en Sttutgart?

Pues como suelen ser los España-Alemania. Intenso y con mucho respeto entre los equipos. Las dos selecciones reúnen muy buenos jugadores y además, las veo muy similares en el sistema de juego y las cualidades de sus futbolistas. Va a ser un partido bonito, de mucho nivel.

Usted sabe lo que es ganar a Alemania en duelos así. Y más importantes, incluso. Empezando por la final de la Euro de 2008.

Me acuerdo de que entonces venía una selección alemana con mucho nombre. Futbolistas que con sólo pronunciarlos te daban respeto. Y quizá por eso estuvimos bastante perdidos los primeros 10 minutos de partido. Pero a raíz de un cabezazo de Fernando Torres al palo, el encuentro cambió y se volvió a ver a la Selección española que había estado brillando todo ese torneo. Luego, Fernando marcó y ganamos 44 años después una Eurocopa. Un momentazo, el comienzo de un sueño con lo que vino después.

Lehmann era el portero de Alemania en aquella final de Viena. ¿Qué le parece lo que ha dicho sobre que esta España es “pequeña e inexperta, como un equipo juvenil”?

Pues no lo había leído, pero igual le va a pesar haber dicho eso, ¿eh? La verdad es que Lehmann es muy buen tipo. Se lo tendré que recordar. Tampoco es que yo nos vea pequeños e inexpertos, pero si él lo dice… Pues en 2008 éramos así, pequeños e inexpertos, muy parecidos a los de ahora. Y entonces ganamos a Alemania.

¿Tiene recuerdos diferentes de la previa y la semifinal del Mundial 2010 ante los germanos?

Pues sí. Era otro contexto, nada que ver con 2008. Entonces ya veníamos durante dos años siendo la selección a batir, todo el mundo quería ganar a España pero sabía que era imposible. Nos enfrentamos a una Alemania que seguía teniendo gente de peso, pero había incorporado a jóvenes como Neuer o Müller, que a la postre fueron campeones del Mundo en Brasil 2014. No es que fuera una semifinal cómoda, pero jugamos bien y ganamos con mucho merecimiento.

Usted, Puyol, Ramos, Piqué, Busquets, Xavi, Xabi Alonso, Iniesta, Cesc, Silva, Villa. ¿Había alguna selección que acercara a aquella?

No, ni de lejos. Yo creo que lo demostramos bastante durante aquellos 4 años hasta 2012. Sí, algún día podíamos tener un traspié, como cuando perdimos en Argentina 4-0, que también fue por el largo viaje desde Europa. Pero éramos un equipazo, la mejor selección: tanto los que jugaban más de titulares como los que esperaban en el banquillo.

Antes hablábamos de Lehmann, ahora de Neuer, otro portero. Jugó contra usted en 2010 y repite mañana.

Neuer es un porterazo a sus 38 años y sin ningún tipo de duda va a estar considerado en el Top Ten de guardametas de la historia, porque lo ha demostrado y lo sigue demostrando con su jerarquía y su experiencia. A mí en particular, que tuve la suerte de verle empezar, me alegra haber jugado contra Manuel y es algo maravilloso que leyendas así puedan enseñar lo que saben a los que vienen detrás.

Enfrente de Neuer estará Unai Simón. ¿Algún consejo?

Unai es un portero que se ha adecuado bien a las nuevas normas y sistemas de juego con el pie. Si viene actuando ya con la Selección desde hace cuatro o cinco años es porque los seleccionadores confían en él. Ha tenido que competir contra muy buenos porteros. España está muy bien cubierta con él, David Raya y Álex Remiro. Y fuera hay otros que podrían venir perfectamente.

Habla del juego de pies. A usted le pilló el cambio. ¿Qué porteros son mejores, los de antes o los de ahora?

20 años atrás también se preguntaba si eran mejores los porteros de hace 40. Pero yo soy un clásico, ¿eh? Creo que el portero lo que tiene que hacer es parar. Primero que pare las que vengan y luego ya que dé el pase a 30, 40 o 50 metros. Entiendo que el fútbol evoluciona y tienes que acoplarte a los tiempos que corren, ya sé que al portero se le exige ser cada día más ser como un jugador de campo. Pero a veces se arriesga mucho. El portero lo que tiene que hacer es sacar las que vayan dentro y no meter las que vayan fuera.

Usted, como Unai Simón, ha parado penaltis muy importantes con la Roja. ¿Alguna clave?

Pues puedes estudiar mucho a los tiradores, eso está bien, pero si no tienes confianza en ti mismo no lo vas a parar. Eso seguro. Se juntan muchas miradas y muchas emociones pasan por tus manos, nunca mejor dicho, o por tu cuerpo porque igual la paras con el pie. Pero es un momento determinante, hay mucha presión. Insisto: la mejor clave es pensar: ‘yo lo paro’.

¿Considera a Unai un parapenaltis?

Simón los ha parado y muy importantes, pero yo no soy mucho de esa expresión, parapenaltis. Va por momentos, no por personas, aunque es cierto que ha habido siempre alguno que ha pasado a la historia más que otros como Goycoechea con Argentina, Diego Alves el del Valencia o incluso Cañizares. Está el adivinar o no adivinar, no tanto el ser parapenaltis.

2008, 2010, 2012… Y otra vez, salvo la Nations League, el desierto durante 12 años ya. ¿Volverá España a ganar algo?

Sí, yo estoy convencido, ya sea una Eurocopa o un Mundial. Pero no va a ser como lo de hace 12, 14 y 16 años. Ojalá ocurriera de nuevo, pero pienso que esa serie ganadora de dos Euros y un Mundial no va a volver nunca más. Aquellos cuatro años acabaron pareciéndonos normales. Pero no fue algo normal. No sé si fue un milagro, o una locura.

¿Tanto?

Lo que no se puede hacer es estar comparando constantemente lo que se vivió en ese momento, porque entonces llega la frustración. Pero yo sé que vamos a volver a ganar algo. España tiene muy buenos jugadores. Es cuestión de esperar y de encontrar madurez. Y por qué no va a ser aquí, ahora, en Alemania.

Dicen las malas lenguas que en la Euro 2016 Iker se enfadó por no ser titular en aquel, su último gran torneo con España.

Pues sí, me enfadé. No tiene sentido hacerse futbolista si no te enfadas cuando no eres titular. Recuerdo que Luis Aragonés les decía a los suplentes: ‘enfádese consigo mismo’. Pero yo también me enfadaba con el entrenador, claro que sí, eso es tener amor propio. Yo he visto a Michael Jordan apostar 10 dólares contra el jefe de seguridad de los Chicago Bulls, porque era pura competitividad. Y yo soy supercompetitivo. Del Bosque no me puso en 2016 y me cabree, pero de eso hace mucho tiempo y lo solucionamos.

¿Echa de menos la portería?

No, para nada. Te lo digo bien claro y sin dudarlo. Comprendí perfectamente que hay que dar paso a los que vienen, es ley de vida. Yo ya he disfrutado todo esto, sé perfectamente lo que se siente y por suerte perdí poco, alguna final que otra. Porque también sé lo que se siente cuando pierdes. He conseguido todo aquello a lo que un jugador, un portero en mi caso, aspira desde pequeño. Puedes preguntarme cómo respira un vestuario, cómo es estar de hotel en hotel. Ahora me toca también disfrutarlo desde fuera.

as