“¿Lamine, Nico? Para Suiza la inmigración ha sido una fuerza…”

Philippe Senderos (Ginebra, 1985) fue uno de los grandes defensas de la historia de Suiza. Con raíces y familia en Guadalajara, triunfó en el Arsenal y ahora disfruta de los suizos en la Eurocopa.

Philippe Senderos (Ginebra, 1985) fue uno de los grandes defensas de la historia de Suiza. Con raíces y familia en Guadalajara, triunfó en el Arsenal y ahora disfruta de los suizos en la Eurocopa.

¿Sigue yendo a Guadalajara?

La semana pasada estuve. Tuve una boda. Me encanta.

¿Ahora qué está haciendo?

Trabajo en la FIFA desde hace un año. Estoy en el equipo de Arsene Wenger de desarrollo en el fútbol. Ayudo a países como Emiratos, Arabia Saudí, India o Turquía. Antes fui director deportivo del Servette, mi club de Suiza. Tengo el diploma de entrenador y uno en club management. Siempre relacionado con el fútbol.

¿Qué le está pareciendo Suiza en la Eurocopa?

Impresionante, la verdad. Está controlando bien los partidos. Es un gran equipo y los jugadores se conocen muy bien. Hay una buena mezcla entre veteranos y jóvenes.

Hay varios jugadores a un nivel fantástico…

Teniendo un portero como Sommer, un central como Akanji y un mediocentro como Xhaka, que son élite mundial, todo lo demás se acopla a la perfección. Lo de Xhaka es impresionante. Diría que es uno de los mejores futbolistas suizos de todos los tiempos.

Ustedes también fueron una estupenda generación.

La nuestra, la del 85, y la de ahora, la del 92, han salido buenas. Ayuda que los equipos suizos, al estar en una liga pequeña, apuesten muy rápido por los talentos. Todos esos jugadores acaban en grandes campeonatos: Sommer, Akanji, Xhaka, Rodríguez, Schar…

¿Cuál es el secreto para tanto talento?

La formación, el desarrollo. Desde hace 15 ó 20 años se viene trabajando muy bien. Hay muchas competiciones de base para ser un país pequeño. Una gran ventaja para nosotros ha sido la inmigración. Los hijos de los inmigrantes nos han ayudado. Son suizos y han nacido en Suiza.

Como en España con Nico Williams y Lamine Yamal, aunque a alguno le cueste asumirlo.

No entro en temas políticos, pero a nivel futbolístico la inmigración es una gran fuerza. Para Suiza lo ha sido. Es gente a la que se ha acogido y ayudado.

¿Recuerda el partido ante España de 2010?

Claro, cómo no.

Nosotros mucho, porque lo perdió España pero luego fue campeona.

Fue un partido increíble, memorable. En Suiza no se olvida, como imagino que en España tampoco. Es un buen recuerdo para mí, aunque ese día terminé lesionado. Éramos muy buen equipo. Llevábamos muchos torneos seguidos y se notaba. Pasa algo parecido ahora, muchos llevan seis campeonatos con Suiza.

Se vio ante Italia, ¡vaya partidazo!

Suiza fue muy superior, sí. Demostró madurez, incluso teniendo a Italia enfrente.

Ahora toca Inglaterra, a la que usted conoce bien pues fue un importante defensa del Arsenal durante su carrera.

Hay mucha presión allí con el equipo nacional, yo lo sé. Se hace un escrutinio de todo. Pero luego tienen jugadores como Bellingham, que son capaces de resolver en una jugada.

¿Puede ganar Suiza?

Se demostró ante Italia. Todos nos han visto jugar, han visto de lo que somos capaces. Además, creo que a Suiza le favorece jugar contra grandes selecciones porque se adapta mejor y compite bien. Va a ser un partidazo.

as