Thierry Neuville quedó a solo un paso de subirse a lo más alto del podio del Rally de Argentina, quinta etapa del campeonato mundial de la especialidad. El piloto belga sacó hoy una ventaja importante y este domingo intentará adjudicarse su segunda victoria consecutiva en el WRC.

A Neuville, líder del campeonato, le alcanzó con ser regular con su Hyundai i20 en los tramos del Valle de Punilla y la región de Los Gigantes para terminar el sábado al tope del clasificador general, tal como lo había hecho al término de la jornada del viernes.

Los 45.7 segundos de distancia que acumula con respecto a su compañero de equipo, el noruego Andreas Mikkelsen, pueden resultar determinantes para sus aspiraciones de volver a imponerse en esta temporada, tal como lo hizo en la última cita en Francia.

El camino comenzó a despejarse para Neuville cuando Sébastien Ogier rompió la dirección asistida de su Citroën C3 tras cometer un error y cuando Ott Tänak se detuvo por problemas con el alternador de su Toyota Yaris. El francés y el estonio fueron sus principales rivales durante el viernes.

“Podemos empezar a utilizar la palabra ‘cómodo’ por el hueco que tenemos, pero los tramos de mañana están lejos de ser fáciles. Son ásperos, complicados y estrechos, por lo que debemos mantener la concentración y el ritmo. Sólo necesitamos mantenerlo en calma y en medio de la pista“, manifestó Neuville en declaraciones al sitio web oficial del WRC.

El británico Kris Meeke terminó como el tercero en discordia, a 1 minutos 3.2 segundos de la punta, pero recibió una penalización de 10 segundos y esa posición la heredó Ogier.

El cierre del Rally de Argentina se producirá este domingo con dos pasadas por El Cóndor, la segunda en Power Stage, y un tramo en los difíciles caminos de Mina Clavero. Las tres especiales acumulan 53,16 kilómetros.

Foto: WRC Oficial