José María Pechito López no solo debió sortear las complicaciones que le presentó el factor climático a las “6 Horas de Spa Francorchamps”, penúltima fecha de la temporada del Mundial de Resistencia (WEC).

El Toyota TS050 Hybrid número 7 que el piloto cordobés comparte con el británico Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi largó desde la primera posición en aquel circuito de Bélgica, gracias a la pole obtenida el viernes.

Sin embargo, superadas las dos horas de una competencia dominada por la lluvia, la nieve y los continuos ingresos del auto de seguridad, apareció un problema electrónico en esa unidad y el equipo decidió hacerla ingresar a boxes para intentar reparar la falla.

Cuatro vueltas perdió, finalmente por un inconveniente en un sensor, el vehículo de López, quien tomó la conducción con su auto hundido en el clasificador.

Pero el piloto de Río Tercero completó un gran stint pese a las delicadas condiciones climáticas y logró alcanzar la décima colocación, con casi dos horas por delante.

Cuando restaba poco más de 10 minutos de carrera, las autoridades de la prueba decidieron detenerla porque la nieve ya hacía imposible el tránsito normal en la pista.

Pechito, Conway y Kobayashi finalizaron entonces en la sexta posición, mientras que la victoria quedó reservada para sus compañeros de equipo, español Fernando Alonso, el suizo Sébastien Buemi yel japonésKazuki Nakajima, quienes prácticamente se aseguraron el título de pilotos.

La corona de constructores, en tanto, se la aseguró el Toyota Gazoo Racing, equipo japonés que prepara aquellos dos vehículos.

Foto: Toyota Gazoo Racing