Eduardo Coudet reconoció hoy que su Racing Club jugó un “muy mal partido” en la derrota ante Tigre, aunque indicó que el 2-0 “no es un resultado irremontable”.

“Siento que pasa más por un estado mental que de actitud. El querer y no poder a veces no es fácil después de haber obtenido un torneo. Creo que el contagio fue para abajo, que jugamos un muy mal partido y que el partido fue muy malo en sí, porque tuvo solo dos tiros al arco y fueron los goles de Tigre”, analizó el entrenador en rueda de prensa.

Siempre dentro de la autocrítica, “Chacho” apuesta a que su equipo encuentre la “reacción” para dar vuelta la serie el próximo martes en Avellaneda.

“Me voy con preocupación por el desempeño y por cómo fueron los goles, porque Menossi pasó por lo menos entre cinco jugadores nuestros. Uno intenta provocar una reacción y a veces es difícil de explicar y de entender. Vamos a tratar de acá al martes de lograr esa reacción que buscamos y estar a la altura en casa. No es un resultado irremontable, pero me preocupa el nivel futbolístico que mostramos hoy”, concluyó Coudet.