Marcelo Gallardo admitió que quedó “con bronca” por la eliminación de River de la Copa Superliga a manos de Atlético Tucumán, aunque también destacó que se sintió “orgulloso” por la forma en que se produjo.

“Tengo una sensación de bronca por perder la eliminatoria, pero después de ver a mi equipo desplegarse como lo hizo esta noche, no me queda más que sentirme orgulloso de los jugadores. Hay motivos para seguir ilusionados de cara a lo que viene”, señaló el apodado Muñeco en conferencia de prensa.

Además, se refirió al reconocimiento del público en el Monumental, pese a quedar fuera de carrera: “Cuando se da es porque la gente se siente representada. Es buenísimo que pase, ya sucedió en otros partidos y es la satisfacción que a uno como entrenador le queda”.

Al mismo tiempo, evitó referirse a los fallos del árbitro Ariel Penel y destacó algo positivo pese a la eliminación.

“Vamos a tener la posibilidad de preparar durante una semana el próximo objetivo. Y eso entre lo malo, es bueno”, consideró Gallardo, y remarcó que “la contundencia estuvo, pero ese gol de visitante perjudicó la serie” ante un equipo “con mucho oficio”.

Por último, después de elogiar a Milton Casco, una de las figuras del partido y quien “demostró que la inactividad no le pesó”, se refirió al sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores, que le deparó como rival a Cruzeiro de Brasil.

“No tenía preferencias por ningún equipo. Arrancar con un equipo fuerte para mi nos viene bien, porque siempre es bueno para arrancar con todo. Si hay algo bueno, es que vamos a afrontar la pretemporada sabiendo que empezamos ante un equipo fuerte”, completó Gallardo.