Eduardo Coudet seguramente estará en estado de alerta porque podría perder a un baluarte de la defensa con vistas a la próxima temporada si es que, tal como se cree, continúa su ciclo como entrenador de Racing.

El apodado Chacho puso como una de las condiciones para proseguir un ciclo en el que ya embolsó el título de la última Superliga que no le desmantelen el plantel.

Pero apenas pasaron once días de su último partido oficial de la temporada, en la Copa Superliga frente a Tigre, y ya hay dos jugadores en la vidriera.

El primero es Guillermo Pol Fernández, quien tendría todo acordado para seguir su carrera en México, aunque en ese caso el club de Avellaneda ya apuntó a Ángel González, volante de Godoy Cruz, como probable reemplazo.

El segundo futbolista cuya continuidad está en duda es nada menos que Leonardo Sigali, uno de los puntales de la última línea de la Academia, quien hoy aceptó que razones económicas podrían alejarlo del fútbol argentino.

“Mi representante se reunió el pasado lunes por mi continuidad, y está de reunión en reunión viendo como sigue la situación. Estoy muy bien en Racing y me ha ido muy bien, pero hoy en día soy padre y busco la felicidad de mi familia”, disparó el apodado Oso en declaraciones a Radio Mitre.

En esa línea, el ex Nueva Chicago, Godoy Cruz y Lanús agregó: “Tengo que pensar de todo un poco. El país esta sufriendo una crisis económica muy fuerte y yo cuando llegué el dólar está a un precio y hoy se disparó mucho. Estamos tratando de solucionarlo con la dirigencia para tratar de quedarme.

De todas maneras, el futbolista de 31 años, que integró la lista preliminar de 40 nombres del seleccionado argentino con vistas a la Copa América pero no pudo superar el corte, aclaró que “la continuidad de Coudet será también importante para que se quede en Racing”.

“Le debía mucho a Coudet, fue el único que me llamó con tanta insistencia para jugar en Racing. Por suerte le pude responder y lograr un título muy merecido”, explicó Sigali.