Juan Martín Del Potro se sobrepuso hoy al dolor en su rodilla derecha, la que lo mantuvo varios meses fuera de las canchas, y venció 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5) y 6-2 al japonés Yoshihito Nishioka para avanzar a la tercera ronda de Roland Garros.

La continuidad y el estado del tandilense en el torneo será de ahora en más una incógnita, ya que en varios momentos del partido debió ser atendido por el médico tras una patinada que le generó molestias en la rodilla operada.

Lo cierto es que Del Potro, noveno en el ranking mundial, se impuso en 3 horas y 46 minutos ante un Nishioka (72º) que solo logró imponerse en los momentos en los que el argentino penó con su físico.

Cuando Delpo pudo tener la mente clara, se mostró firme, potente y preciso, y desde ahí logró dominar para no tener que correr de más.

Tras la incertidumbre del primer parcial, en el que resurgieron los dolores, Delpo pudo meterse en el juego y sacó a relucir toda su jerarquía para llevarse los dos siguientes.

En el cuarto estuvo muy cerca, pese al desgaste, pero terminó perdiendo un ajustado tie break en el que logró levantar uno de los dos set points en contra que tuvo.

Llegó el set definitorio y Del Potro seguía tomando pastillas para aliviar el dolor, pero rápidamente consiguió quebrar el servicio de Nishioka para sacar una ventaja que no perdió hasta el final. Es más, la estiró luego con otro quiebre.

En la siguiente instancia, lo espera el australiano Jordan Thompson (69º), quien venció al croata Ivo Karlovic (94º) por 6-3, 6-4, 6-7 (2) y 6-3.