A raíz de la lluvia que cayó este jueves en San Pablo, el seleccionado de Argentina se entrenó en las instalaciones del hotel donde se hospeda en esa ciudad brasileño, en la que el sábado enfrentará a Chile en busca del tercer puesto de la Copa América.

Al no haber trabajos de campo por no acudir al estadio Pacaembú, ninguna de las dudas se pudo despejar en relación al posible equipo que dispondrá Lionel Scaloni en ese juego, programado para las 16 en el Arena Corinthians.

Definir los reemplazos de Marcos Acuña y Lautaro Martínez es la principal tarea que debe completar el entrenador con vistas al choque ante el conjunto trasandino.

Resta definir si Scaloni realizará un movimiento mayor de nombres, teniendo en cuenta que se trata del último partido del torneo.

Resulta difícil que el técnico se incline por poner una versión distinta a la que se vio en los últimos juegos ante Venezuela y Brasil, más allá de aquellas variantes obligadas, debido a que un mal resultado puede ser contraproducente para su continuidad en el cargo, tanto al término de la Copa América como a fin de año.

Paulo Dybala, Ángel Di María y Geovani Lo Celso son, en esa dirección, los principales apuntados para cubrir las dos vacantes que Acuña y Martínez dejaron disponibles tras recibir su segunda amonestación, en la semifinal contra Brasil.

Este viernes el elenco albiceleste volverá a entrenarse, si las condiciones climáticas lo permiten, en el Pacaembú, a las 11.

Tres horas más tarde Scaloni volverá a hablar. Habrá que esperar por sus palabras, para saber si confirma la formación o se la guarda hasta minutos antes del partido, tal como lo hizo en los últimos cuatro partidos.