María Belén Pérez Maurice pasa un momento difícil en la previa de su viaje a Perú, para competir en los Juegos Panamericanos de Lima, ya que a menos de una semana de partir hacia allí está en medio de un desesperado reclamo contra la empresa de aviación que le extravió su equipo de esgrima.

“Venía del Mundial de Budapest y hacía la combinación Budapest-Paris-Buenos Aires. Metí mi equipo deportivo en mi valija de mano, que cumplía con las medidas. Cuando estaba por embarcar, la señorita de Air France me dijo que el vuelo estaba muy lleno y me pidió que despachara la valija de mano. Le expliqué que este es mi equipo de competencia y que tenía los Juegos Panamericanos, pero me corrió y si no despachaba mi equipo de mano no podía subir al avión. No llegaron la mía ni la de mi entrenador. Ayer llegó la de mi entrenador, pero la mía no y quedan tres vuelos para que aparezca, porque yo viajo el 1 de agosto”, le narró Pérez Maurice su drama a IAM Noticias.

Campeona panamericana de su disciplina, oro en los últimos Juegos Suramericanos de Cochabamba, con medalla de bronce en Toronto 2015 y participaciones en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, Pérez Maurice se encuentra ante una situación que la complica por demás, porque no le sería fácil conseguir otro equipo que se adapte a sus necesidades.

“No es lo ideal, no es lo mejor, porque encima soy zurda y el material es distinto. Tengo que buscar entre mis compañeros del club, pero no es fácil porque tiene que ser mi talle. Además no puedo comprarlo acá en Buenos Aires y es muy costoso”, explicó la esgrimista.

Pérez Maurice comenzará su participación en Lima el martes 6 de agosto en sable individual, y también estará en la competencia por equipos.