Horacio Di Leo, asistente de Marcelo Méndez en el seleccionado argentino de vóleibol, será el encargado de conducir al plantel que participará de los Juegos Panamericanos de Lima, en el que aspira a llegar “al podio”, y “si es a lo más alto, muchísimo mejor”.

“El domingo por la madrugada salimos para Lima. Es una historia nueva, con un equipo totalmente diferente al que fue a Toronto, con un objetivo que es ir partido por partido y por supuesto tratar de subirnos al podio, si es a lo más alto, muchísimo mejor. El equipo va a ir ganando madurez a medida que pasen los partidos”, indicó en una entrevista con el programa Nacho Sportivo, de FM Late 93.1.

Luego, analizó a los rivales que Argentina enfrentará en la fase de grupos de los Panamericanos, donde defenderán el oro de Toronto 2015.

“Empieza Cuba, que es para nosotros el rival más difícil de la zona. Ya nos ganó dos veces 3-2 en la Copa Panamericana, que se jugó hace 15 días. Después vendrá Puerto Rico, después el local, Perú, y esperamos estar entre los tres primeros para hacer una buena semifinal. Tenemos experiencia y juventud. Es un equipo que creo que va a tener una muy buena proyección de futuro”, consideró.

Argentina se vio obligada a armar dos planteles en paralelo, ya que pocos días después de la cita en Perú deberá afrontar el Preolímpico, en China.

“La idea fue de Marcelo Méndez, como entrenador principal, para poder tratar de tener dos equipos sumamente competitivos en dos competencias terriblemente importantes que, gracias a una locura de calendario, casi que se superponen. No podemos salir a China el 4 de julio, después de terminar el último partido en Lima, para jugar el 9 de julio en China. Ese equipo que va con Marcelo se va el 31 a Osaka, Japón, para hacer una adaptación, y va a llegar el 7 a China para jugar el Preolímpico. Yo, cuando termino el Panamericano, me sumo a un avión para irme directamente a China”, detalló Dileo.

Sobre el torneo que clasificará a Tokio 2020, expresó toda la fe que le tiene al plantel albiceleste.

“Van a ser dificilísimos porque arrancamos con Canadá, que es un rival directo, pero los pibes están volando, la verdad es que están volando”, concluyó Dileo con toda su esperanza.