Volvió a ser el goleador del seleccionado argentino de básquetbol en otro partido por los Juegos Panamericanos de Lima.

Sus 24 puntos sobre República Dominicana llegaron a través de distintas vías, pero lo cierto es que Gabriel Deck hizo más que eso, en una tarde que el equipo no jugó bien y debió esforzarse al máximo para conseguir la victoria.

El alero santiagueño presionó en defensa; robó balones; corrió en contraataque, y se mostró siempre como receptor ante alguien en problemas.

En definitiva, Deck fue, junto a Facundo Campazzo, uno de los hombres más determinante del seleccionado.