Una infracción lejos de Franco Armani, en el círculo central, pero con la violencia necesaria como la justificar su amonestación, dejó a Enzo Pérez inhabilitado para disputar la revancha del próximo jueves ante Cerro Porteño en Paraguay, por la Copa Libertadores.

El volante mendocino sumó su tercera tarjeta amarilla consecutiva, porque también fue amonestado en los dos partidos ante Cruzeiro por los octavos de final.

“Sabía que tenía dos amarillas, pero no entro al partido pensando si una más me deja afuera del próximo partido. Sino no puedo jugar con la intensidad del equipo”, afirmó el experimentado futbolista cuyano.

De esta forma, Pérez verá desde afuera del campo de juego el desenlace de la llave de cuartos de final, pero quedará en condiciones de regresar su River supera esta instancia y accede a la ronda de los cuatro mejores equipos del torneo continental.