Estudiantes de Río Cuarto cortó la racha ganadora de Atlanta, vencedor en las tres jornadas iniciales de la Primera Nacional, superándolo 2-1 en Villa Crespo.

Álvaro Cuello e Ibrahim Hesar hicieron los goles visitantes y Luis López había anotado el empate parcial del Bohemio.

En su orden táctico, su seguridad y criterio para manejar la pelota y en la claridad de su juego fundamentó su victoria el equipo cordobés. Y en el segundo tiempo supo achicar espacios, clausurarle los circuitos a Atlanta y mostrar personalidad para no sufrir sobresaltos. 

Lo mejor transcurrió en un intenso primer tiempo, con varias situaciones de riesgo en ambas áreas. Pegó primero Estudiantes tras una falla defensiva local que dejó a Álvaro Cuello mano a mano con el arquero Francisco Rago, para una definición perfecta con su botín izquierdo, a los 11 minutos.

Buscó la igualdad Atlanta, con su habitual juego vertical y veloz, intentando aprovechar los laterales. Y elaboró varias situaciones claras, como un derechazo de Matías Molina con destino de gol que se desvió en Alan Vester; o un frentazo de Nahuel Tecilla que motivó una tremenda tapada del arquero Adrián Peralta

Hasta que llegó el 1 a 1 con una jugada iniciada por Joaquín Ochoa Giménez con pase a Fabricio Pedrozo para otra gran tapada de Peralta; el rebote le quedó a Luis Animal López, quien con un remate de zurda cumplió con su especialidad a los 33 minutos.

Estudiantes volvió a festejar cuatro minutos después. Nuevamente quedó en evidencia la fragilidad defensiva de Atlanta, con un pase largo de Gastón Bottino que Ibrahim Hesar bajó en el área, tras ganarle la posición a Matías Molina, para quedar sólo ante Rago, quien tapó el disparo pero nada pudo hacer ante el segundo intento, tras captar el rebote, del jugador cordobés. 

Antes de finalizar el primer tiempo, Atlanta volvió a tener una chance muy clara con un cabezazo de López frustrado por otra gran intervención de Peralta. Y Estudiantes amenazó con un tiro libre de Lautaro Fórmica continuado en frentezo de Nicolás Foglia que salió cerca del travesaño. 

Al segundo tiempo le faltaron las situaciones ofensivas. Estudiantes se agrupó con orden, cerró espacios y pensó en contragolpear si surgía la oportunidad. Tuvo dos muy claritas, desaprovechadas por Nicolás Foglia y Bruno Sepúlveda

Atlanta, que se quedó sin Luis López, su referente de área, por lesión, no consiguió romper el orden visitante y en esta etapa final no logró crear ninguna situación neta de gol, más allá de su voluntad e insistencia.

Disputadas cuatro fechas, Atlanta y Estudiantes de Río Cuarto reúnen 9 puntos y escoltan al líder de la Zona A, Estudiantes de Buenos Aires, que manda con 12 unidades.  

Atlanta visitará a Nueva Chicago en su próximo compromiso, mientras que Estudiantes de Río Cuarto será local frente a Ferro Carril Oeste.

Foto: Prensa Estudiantes (RC).