Argentina, demolió a Polonia y ahora se cruza con Serbia

El seleccionado argentino demolió a su similar de Polonia 91-65, tras darle una didáctica lección de básquetbol, en el cierre de la fase, y ahora se cruzará con Serbia por una de las llaves de cuartos de final del Mundial que se desarrolla en China.

El partido ante Polonia duró aproximadamente seis minutos, los iniciales del primer cuarto.

En ese lapso Polonia pudo sostenerse en el goleo, a pesar de la buena marca argentina, y entonces el partido simuló ser una contienda más o menos pareja.

Sin embargo la realidad se impuso a partir del 14-7 favorable para la Argentina, porque a partir de ese momento, la buena marca se transformó en una defensa asfixiante, en la cual se destacó la tarea de Patricio Garino sobre Mateusz Ponitka, una de las figuras del seleccionado polaco.

Liderado por Garino, en defensa; y Marcos Delía (convirtió los primeros ocho puntos del equipo) y Facundo Campazzo, en ataque, la argentina tomó el control del juego y no lo soltó más.

Pero el “estallido argentino” tuvo lugar a partir del tercer minuto del segundo parcial. Fue el momento en que irrunpieron Luis Scola (el goleador con 21 puntos) y Nicolás Brussino; y Gabriel Deck, viniendo desde el banco de suplentes.

La ventaja se fue ampliando y se estableció en dos dígitos: 25-11 en el arranque del segundo cuarto; 37-20 en la segunda mitad de ese período. Argentina se hacía más fuerte, y Polonia, que llegaba invicta, no acertaba; perdía el balón con mucha facilidad (tuvo 23 pérdidas a lo largo del encuentro), y se desmoronaba anímicamente.

Polonia tuvo una pequeña reacción en el comienzo del tercer cuarto, cuando redujo la diferencia a 9 puntos (46-37), pero entonces apareció el jugador menos pensado para desequilibrar en ataque: Garino, quien metió 6 puntos consecutivos y volvió a poner las cosas en su lugar.

Argentina cerró el tercer cuarto 70-39, y lo que siguió, sobró. Como suele suceder en estos casos, Sergio Hernández comenzó la rotación, y ni aún así el funcionamiento del equipo se resquebrajó.

Y ahora se viene Serbia. Uno de los candidatos al título que hoy, cuando el triunfo argentino sobre Polonia ya estaba consumado, sufrió un duro golpe ante España (81-69), que por momentos llegó a superarlo ampliamente.

Esto, claro esta, no dice todo. Serbia tiene mucho potencial, y seguramente la derrota podría convertirlo en un rival más peligroso.

Pero para comprobar todo habrá que esperar hasta las 8 de la Argentina del próximo martes, cuando en el Dongguan Basketball Center, se enfrenten argentinos y serbios, en un partido a todo o nada.

Foto: FIBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *