Serbia venció hoy 90-81 a República Checa y se quedó con el quinto puesto del Mundial de China, al que había llegado como uno de los máximos favoritos al título.

En un duelo en el que los checos sorprendieron al finalizar el primer tiempo con nueve puntos de ventaja, los dos últimos cuartos vieron regresar al conjunto balcánico que todos esperaban y la balanza se volcó abruptamente hacia el elenco conducido por Sasha Djordjevic.

Bogdan Bogdanovic fue la gran figura en el ganador, con 31 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 2 robos.

Serbia perdió la chance de aspirar al título tras su caída en cuartos de final ante Argentina.