Después de sesenta años, la Fórmula 1 volverá a correr en el estado de la Florida, ya que a partir de 2021 la emblemática ciudad de Miami tendrá su Gran Premio.

El acuerdo quedó sellado tras la reunión que mantuvieron el Director Gerente de Operaciones Comerciales de la Fórmula 1, Sean Bratches, y Tom Garfinkel, Vicepresidente y CEO de los Miami Dolphins (equipo de fútbol americano) y el Hard Rock Stadium, el lugar donde se llevará a cabo la carrera.

Para que el desembarco de la Fórmula Uno sea oficial habrá que aguardar hasta el próximo 28 de octubre, cuando la propuesta sea puesta a votación en una reunión de las autoridades del Condado de Miami-Dade.

Una de las partes del comunicado de prensa confeccionado por los protagonistas de la reunión señala que: “Con un impacto anual estimado de más de 400 millones de dólares, el Gran Premio de Fórmula 1 de Miami será un gigante impulso económico para el sur de Florida”.

Esta será la segunda ocasión en que la máxima categoría del automovilismo mundial se presente en el estado de la Florida, desde de aquel lejano 1959, cuando en el autódromo de Sebring se corrió el Gran Premio de los Estados Unidos que tuvo como ganador al neozelandéz Bruce Mc Laren.