Eduardo Coudet se fue conforme hoy con el juego de Racing Club, a pesar de la igualdad sin goles como local ante Banfield, y destacó que “es difícil tratar de entrar con ocho jugadores metidos”.

“Es muy difícil tratar de entrar con ocho jugadores metidos. Cada uno hace el juego que puede y que quiere. Lo intentamos por todos lados y no la pudimos meter. Si no abrís el partido, después no encontrás espacio y lo terminás buscando por los costados, porque la pelota filtrada no la vas a encontrar nunca”, lamentó en diálogo con Fox Sports.

Además, Coudet destacó que “cuando el equipo se va aplaudido, es un buen reconocimiento”.