Matías Lammens tuvo que abordar varios frentes este jueves, por el complicado panorama futbolístico e institucional que por estas horas atraviesa la institución que preside, San Lorenzo de Almagro.

El máximo dirigente azulgrana, además de referirse a la salida de Juan Antonio Pizzi, tuvo que hacer mención al apriete que supuestos barras del club le hicieron a un grupo de plateístas que insultaban a Lammens, tras la caída con Defensa y Justicia.

“Ni yo ni el resto de la Comisión Directiva se maneja así. Repudio lo que pasó, lo vamos a investigar y vamos a poner a disposición de la Justicia todo lo que haga falta”, fue la declaración de principios que rápidamente entregó en declaraciones a TyC Sports.

Enseguida, Lammens intentó encontrar explicaciones: “Es un año político en San Lorenzo (próximamente habrá elecciones presidenciales) y es la primera vez que este oficialismo se presenta con el fútbol no andando bien”.

“También es verdad que cuando una parte de a cancha insultaba a todos, una parte de la popular también insultaba. Nosotros no mandamos a nadie a callar”, destacó.

Además, prolongó la distancia que intentó establecer en todo momento con los sujetos que fueron protagonistas del video que circuló rápidamente por las redes sociales, luego de la derrota en el Nuevo Gasómetro.

“No reconozco a ninguno en los videos. Mandamos a averiguar si son socios. Es una canallada hacia los socios y sería una torpeza y una inmoralidad (mandarlos a hacer eso)”, completó.