Jorge Lorenzo, tres veces campeón de MotoGP, anunció este jueves una decisión trascendental para su carrera deportiva. El español comunicó de manera oficial que el Gran Premio de Valencia de este fin de semana será el último como piloto profesional.

“Siempre he pensado que hay cuatro días muy importantes en la vida de un piloto: el debut, cuando ganas tu primera carrera, cuando ganas tu primer mundial, no todos pueden hacerlo; y el cuarto es cuando anuncias tu retirada. Como podéis imaginar, ese día ha llegado para mí. Estoy aquí para anunciar que esta será mi última carrera en MotoGP y tras ella me retiraré como piloto profesional”, dijo Lorenzo en conferencia de prensa.

Lorenzo, de 32 años, llegó al MotoGP en 2008 y construyó una carrera formidable, que incluyó los títulos mundiales de 2010, 2012 y 2015, todos con Yamaha.

En 2017 dejó de competir con esa marca y los resultados no fueron los esperados. Fue séptimo y noveno respectivamente en los campeonatos de 2017 y 2018, ambos con Ducati, y su desembarco en Honda en 2019 tampoco trajo los éxitos deseados, tanto por no contar con el instrumento adecuado como por cuestiones físicas.

“Tras una temporada tan difícil y alguna caída, pensé, ¿Jorge, esto merece la pena? Así que tomé la decisión, lamentándolo por el propio Equipo Repsol Honda y Alberto Puig, de dejar la competición”, dijo Lorenzo junto a Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, empresa que maneja los destinos del MotoGP.

El palmarés del mallorquín incluye también dos consagraciones en la categoría 250cc, ambas con Aprilia, en 2006 y 2007.

“Creo que soy una persona afortunada por haber podido vivir de esto”, completó Lorenzo.