El seleccionado brasileño de fútbol Sub-17 derrotó hoy en el epílogo 2-1 a México, en Brasilia, y se coronó campeón del Mundial de la categoría.

Los mexicanos se habían adelantado por Bryan González, pero lo dio vuelta el dueño de casa gracias a las conquistas de Kaio Jorge y Lázaro.

De esta manera, Brasil levantó este trofeo por cuarta vez en su historia.