Los dirigentes del fútbol argentino mantuvieron hoy una reunión en la sede de AFA de la calle Viamonte, en la ciudad de Buenos Aires, para definir las modificaciones en los ascensos y descensos de la presente temporada y tomaron algunas determinaciones importantes.

En ese encuentro entre 23 de los 24 clubes que actualmente compiten en la Superliga (únicamente faltó River), se decidió que la Primera División volverá a estar bajo la órbita de la AFA, a través de un ente denominado Liga Profesional.

Además, se mantendrán los tres descensos desde la máxima categoría a la Primera Nacional, por lo que el próximo torneo tendrá 23 participantes.

“La idea de volver a AFA es muy importante. Es nuestra casa. Hemos firmado una nota y ahora iremos a la sede de Superliga para transmitir que volvemos a la AFA. Va a ser un proceso, pero ya está determinado. Seguramente el próximo torneo se organizará desde AFA”, anunció el presidente de Lanús, Nicolás Russo.

Sobre la marcha atrás en la cantidad de equipos que pierden la categoría, Russo indicó: “Hay tres descensos directos y no hay ninguna modificación. la próxima temporada tendrá 23 equipos y después habrá un descenso y dos ascensos”

Esto echó por tierra la especulación de que habría dos descensos y una Promoción o únicamente dos descensos, opciones que se manejaron en los últimos días.

En el origen de la actual temporada, iban a ser cuatro los descensos, todos directos. Luego se pasó a tres por presión de los clubes.

Lo mismo pasa con la Superliga. La entidad creada por el pedido de los clubes de profesionalizar el manejo del fútbol, será desmantelada por los mismos protagonistas.

El próximo 19 de mayo habrá una Asamblea Extraordinaria en AFA donde se modificará el estatuto de esa entidad.

Ese cambio, entre otras cosas, propondrá la creación de seis vicepresidencias.

Cuatro le corresponderán a la Primera División y serán para Jorge Ameal, Rodolfo D’Onofrio, Hugo Moyano y Marcelo Tinellli (quien asumió como titular de la Superliga tras la renuncia de Mariano Elizondo).

Las restantes dos, según confirmó el presidente de AFA, Claudio Tapia, serán una para el fútbol del ascenso y una para el del interior.