Sebastián Beccacece comunicó hoy oficialmente en conferencia de prensa que Pablo Pérez no será tenido en cuenta para jugar en Independiente por diez días por un acto de indisciplina cometido en el vestuario en el empate entre el Rojo y Lanús.

De esta manera, el mediocampista se perderá los duelos ante Atlético Tucumán por Superliga y Defensa y Justicia por Copa Argentina.

“Tengo una relación extraordinaria con Pablo, lo adoro. Pero hay decisiones que un líder tiene que tomar. Es un referente dentro y fuera, pero tuvo un error, nada grave. Tomamos la decisión de que por estos diez días no será utilizado y lo tomó muy bien. Les pidió perdón a sus compañeros. Me gustaría que esté Pablo en los dos partidos, pero hago lo que corresponde y lo que es más justo para todos”, manifestó el entrenador.

Pidió no “agrandar demasiado” el tema y describió a Pérez como “un loco lindo”, aunque lamentó que “le cuesta controlar sus emociones”.

Asimismo, negó que haya tomado una determinación similar con Nicolás Domingo, de quien no tiene “nada que decir”.

Finalmente, aclaró que no se puso “ningún plazo” para dejar el cargo y que siempre trabaja “como si fuera el último día”.