El ex futbolista de Rosario Central Raúl Gordillo firmó hasta el 31 de diciembre como secretario deportivo del club, en lo que será su segunda experiencia en esta función tras haber asumido el año pasado.

El anterior vínculo fue por un año y ahora se redujo a la mitad. Además, resignó un 30 por ciento de su salario, en una muestra de solidaridad por la situación financiera que vive la institución auriazul con motivo de la Pandemia por el Coronavirus.

Pese a todo, mostró su alegría de continuar trabajando en el Canalla, al decir: “Estoy contento, ya le agradecí a toda la comisión directiva por la renovación. Como hombre del club no hay nada mejor que estar en casa. Tengo un perfil muy bajo y no me interesa exponer un montón de situaciones”, declaró al matutino El Ciudadano.

Para luego explicar parte de las funciones que realiza: “Logré hacer muchas cosas que a lo mejor la gente no sabe. Como por ejemplo la venta de Maximiliano Lovera y Leonardo Gil. También tuvimos la chance de transferir a Jeremías Ledesma. Esas fueron todas gestiones mías, pero no soy de salir a los medios y contarlo, no es mi forma de ser”, aclaró.

También se refirió a su relación con el técnico Diego Cocca: “Tengo una buena relación, siempre tratando de ser el nexo entre el cuerpo técnico, jugadores y la Comisión Directiva. Sobre su futuro en el club no hablé, pero si hubo reuniones con su representante porque la idea es buscar la continuidad. Como en la mayoría de los clubes, se necesitará reducir el presupuesto del fútbol y promover a los juveniles”, anticipó.

Finalmente habló de Marco Ruben: “La idea de la dirigencia es que continúe, tiene las puertas abiertas y es un referente del plantel. Yo creo que es joven y que tiene dos o tres más por jugar, tranquilamente. Pero todo dependerá de lo que él decida finalmente. Esperemos que la respuesta sea positiva para que le siga dando alegría al hincha de Central”, se esperanzó Gordillo.