Con la confirmación oficial de Cristian Kily González como nuevo conductor del plantel profesional de Rosario Central, ahora el gran tema en el mundo Canalla es conocer la decisión que tomará Marco Ruben acerca de su continuidad.

El delantero, referente del plantel auriazul, volvió a fines de 2019 para jugar sus últimos seis meses con esa casaca. Su contrato es uno de los tantos del fútbol argentino que vence este martes 30 de junio, y el jugador había dicho que en julio pensaría qué hacer con su futuro deportivo.

La pandemia del Coronavirus generó el parate total del fútbol profesional, y trastocó los planes de Ruben, que hasta había pensado en la chance de dejar la actividad.

Sin embargo, en las últimas horas, el flamante entrenador de Rosario Central, el Kily González, manifestó que su continuidad está muy cerca de concretarse.

“Yo tengo entendido que tiene grandes chances de continuar, ya he hablado con él. Me mandaron una foto en la que nos abrazamos con Marco tras un gol que le hizo a Newell’s y hoy lo voy a dirigir, hay muchas cosas que se me cruzan en la cabeza”, aseguró Kily en declaraciones a la emisora radial rosarina LT2.

También habló de su inexistente relación con Diego Cocca, a quién la dirigencia no le renovó el vínculo, siendo él técnico de la Reserva.

“Me queda la tranquilidad que desde el primer día que llegó, nos ofrecimos a colaborar y quedamos a su disposición. Pero desde ese momento no hubo más comunicación, acá entró en juego el ego del ser humano que sobrepasa un montón de situaciones”, reflexionó.

Finalmente, indicó: “Somos un club formador y vendedor, tenemos que volver a eso, es un proceso. Sería muy boludo si cometo los mismos errores”.

“Yo quiero la Reserva al lado mío”, aclaró en relación a la decisión de Cocca de que el plantel superior entrenara en Arroyo Seco y la reserva lo hiciera en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria.