Mbappé no obliga a vender

El Madrid tiene decidido mantener su delantera de lujo (Vini, Rodrygo, Brahim y Joselu), a los que se añadirán este verano Kylian y Endrick.

En los mentideros de la capital ha crecido una corriente de opinión, no basada en hechos reales, que establece que la llegada de Mbappé supondrá necesariamente la salida de alguno de los cracks de la actual delantera de Ancelotti. Especialmente, los cañones apuntan a Rodrygo o Vinicius. Esa pulsión ‘proventa’ nace del temor a que la operación del fichaje de Mbappé salga tan costosa que sería necesario hacer caja con alguno de los dos brasileños de ataque para equilibrar la cuenta.

Pero, tal y como pudo saber AS, a día de hoy la idea del club es mantener la actual plantilla, al menos en ataque, logrando conformar un sextete de lujo con la llegada de Kylian y Endrick, que se unirían a Rodrygo, Brahim, Vinicius y Joselu. Esta temporada las lesiones han sido una plaga y cuatro delanteros se han hecho cortos cuando Vini sufrió un par de lesiones musculares.

El 7, intocable

El absurdo debate que se ha generado con la presunta incompatibilidad que tendrán Mbappé y Vinicius se desmonta sólo con ver dónde están jugando ambos esta temporada. El brasileño es cierto que sigue partiendo más veces de su perfil favorito, el izquierdo, pero este curso está jugando mucho más por dentro y a veces hasta de falso nueve.Con Mbappé jugarían ambos con libertad de acción absoluta.Los dos tienen precio parecido en Transfermarkt: 180 millones de euros vale Kylian y 150 Vini. Bendito problema para Carlo Ancelotti. De hecho, el italiano ya ha dibujado en su cabeza una delantera deluxe en la que también entraría Rodrygo. Ese tridente sería demoledor, dado que sólo esta temporada ya acumulan 57 goles (32 Mbappé, 13 Rodry y 12 Vini) y 21 asistencias (7 cada uno de los tres).

Vinicius y Rodrygo, “se quedan”

Entre Mbappé y Vinicius hay, además, buena sintonía personal. El verano pasado coincidieron de vacaciones en Miami y Vini se ha mensajeado en ocasiones con él. Vini tiene contrato hasta 2027 y Rodrygo hasta 2028. Ambos blindados con una cláusula de 1.000 millones. “Los dos se quedan”, dicen desde las altas esferas jerárquicas de la entidad de La Castellana.

Brahim, Endrick y Joselu también cuentan con el plácet del Madrid y del cuerpo técnico. El malagueño se ha ganado la confianza de Ancelotti gracias a su excelente rendimiento (8 goles y 3 asistencias) y renovó su contrato hasta 2027. Seguirá. En el caso de Endrick, su extrema juventud (no cumple 18 años hasta el 21 de julio) hará que tenga un protagonismo más residual al principio, como le ha pasado a Güler esta temporada.

De hecho, la idea actual es pagarle al Espanyol los 1,5 millones de euros que cuesta comprar a Joselu, al ser el único delantero centro nato y específico de la plantilla. Ser especialista le ha dado réditos este curso (con 14 goles, sólo Bellingham, con 20 dianas, ha visto más puerta que él). No obstante, fuentes de Concha Espina aclaran que si alguno de estos cinco delanteros siente que su protagonismo se va a reducir con el aterrizaje de Mbappé y quiere salir, “se estudiaría”.

AS