Llegó el día de Güler

El turco podrá debutar al fin como titular en el Bernabéu tras su participación esencial en San Sebastián. Este tramo final de Liga es su oportunidad de mostrarse… sin opción de salir.

El Santiago Bernabéu lleva esperando esto toda la temporada y este sábado, al fin, todo indica que va a suceder: Arda Güler será titular ante el Cádiz y podrá estrenarse dentro del once inicial en el estadio blanco. El turco ha sido uno de los jugadores más ilusionantes que han llegado al Madrid en los últimos años, una situación que las circunstancias personales del futbolista y su rendimiento han acrecentado: primero se lesionó del menisco, tuvo que ser operado y luego encadenó lesiones musculares que hicieron crecer el misterio en torno a su figura; cuando por fin apareció, lo hizo maravillando en pequeñas participaciones en las que siempre dejó algo.

Y la pasada jornada, al fin, fue titular en Liga ante la Real Sociedad en el Reale Arena y volvió a cumplir: gol fundamental para ganar y dejar la Liga a solo cuatro puntos de distancia. El título puede llegar este mismo fin de semana si el Madrid vence y el Barça no lo hace en Girona. Para ello, el Madrid primero debe cumplir en su casa ante el Cádiz y para ese encuentro todo indica que Güler volverá a ser parte de los once titulares de Ancelotti, en el que será su bautismo definitivo en Chamartín.

Las estadísticas están con Güler: apenas ha jugado 166 minutos esta temporada (más los añadidos, en los que se ha mostrado especialista en dejar huella) y ha marcado dos goles. Además, provocó un penalti ante el Girona y casi anota un tanto desde el centro del campo en casa de Osasuna. Las lesiones y el devenir del curso apenas le han permitido ser titular dos veces: ante la Arandina en Copa, duelo en el que jugó 60 minutos en los que demostró su clase en varias pinceladas; y frente a la Real, un choque menos brillante, pero en el que resultó ante todo efectivo, con un gol en un tiro.

Quedan cinco jornadas de Liga y esas cinco jornadas son el escaparate de Güler para mostrarse al mundo y también, de paso, al Bernabéu. En este duelo, situado entre los dos de semifinales de Champions, volverá a ser parte del once salvo sorpresa mayúscula, y en los cuatro restantes es de esperar que tenga gran cantidad de minutos. No es, en cualquier caso, un escaparate de puertas afuera del Madrid: pese al interés de varios equipos, de España (Betis y Sevilla han preguntado por él) y del extranjero, la idea de Güler es quedarse en el club blanco la próxima temporada, algo refrendado por el propio Ancelotti. “Arda va a ser un jugador muy importante para nosotros en el futuro. No hay duda de que se queda aquí el próximo año”, dijo el italiano tras el 0-1 en el Reale Arena.

Güler: “Soy paciente”

El entorno de Güler transmite constantemente paciencia y así lo hace él mismo, como en la entrevista que concedió recientemente a Kafa Sports en la que relató cómo fue su llegada al Madrid y el peso que tuvo Ancelotti en todo el asunto: “Todos queremos estar en el campo desde el minuto 1 al 90. Pero no me siento triste cuando no juego. Ancelotti y yo hablamos mucho. Incluso antes de venir aquí. Le pregunté si iba a jugar, dónde, cómo sería mi situación… y él siempre me contaba sus planes conmigo. Esta fue una de las razones porque vine, porque me ofreció planes realistas. Dijo que jugaría cuando estuviera listo. Está en constante contacto conmigo. No para de decirme que me ve mejor. Me dice que tendré más oportunidades al final de la Liga”.

De hecho, al parecer Carletto fue insistente con él a la hora de asegurar su fichaje por los blancos, pues tenía propuestas de otros muchos clubes: Ajax, Sevilla, Barcelona (incluso habló con Xavi)… “Mi relación con el míster es muy buena. Me llamó tres veces antes de venir a jugar al Madrid, me pidió incluso que le prometiese que vendría. Me dirijo a él con gran respeto. Hablamos mucho, yo le pregunto qué puedo hacer para jugar más, cómo puedo mejorar. Todos queremos jugar más. Y él me da consejos, soy paciente”. El público del Bernabéu también ha sido muy paciente, pero la espera ha terminado: minutos de verdad, desde el principio, para Güler sobre el césped del coliseo madridista.

as