Intriga en Francia: Mbappé no se entrena

El delantero no se ejercitó con el resto de sus compañeros a cuatro días del Francia-Austria. Tampoco estuvo presente Coman, resfriado.

Kylian Mbappé fue una de las principales ausencias del entrenamiento de la selección francesa en Paderborn, Alemania, este jueves. El delantero se ejercitó en solitario, como Kingsley Coman, en el gimnasio, aunque las razones de su ausencia todavía se desconocen. En un principio, el staff médico de Les Bleus no quiere correr ningún riesgo con el nuevo jugador del Real Madrid, que llegó a la Eurocopa con molestias en la rodilla y con problemas en la espalda.

Su ausencia podría también explicarse a través del virus que ha hecho acto de presencia en las últimas horas en Francia. Varios integrantes de la subcampeona del mundo sufrieron rinofaringitis, padeciendo fiebre y frío. Su presencia en el debut de la tricolor, el lunes contra Austria, a las 21:00 horas en Dusseldorf, no está en tela de juicio, pero es evidente que no atraviesa su mejor momento físico.

La sesión, abierta al público, con más de 4.000 franceses presentes en el Home Deluxe Arena de Paderborn, se desarrolló sin la presencia del crack de Bondy, que fue suplente el pasado domingo ante Canadá en el amistoso que acabó empate a cero. Contra Luxemburgo, el miércoles 5 de junio, sufrió un fuerte golpe en la rodilla, por lo que, aunque se recupere, no será en plenas condiciones.

Aurelien Tchouameni, como viene siendo habitual, comenzó la sesión de Francia, pero a los 15 minutos se ejercitó individualmente para seguir el plan específico que le ha preparado el staff médico, con el objetivo de recuperarse de la lesión de estrés en el pie izquierdo que acarrea desde las semifinales de la Champions League, por lo que su presencia en el partido ante Austria es una incógnita. Ibrahima Konaté se unió al mediocentro del Real Madrid, afectado por el virus que se ha propagado por toda la selección francesa.

Un virus se manifiesta en Francia

Un virus ha hecho acto de presencia en las últimas horas en Francia, afectando, entre otros, a Didier Deschamps, seleccionador francés, y a Kingsley Coman, cuya presencia en el entrenamiento de esta tarde en el Hotel Deluxe Arena, en Paderborn, no está confirmada todavía. Según adelantó RMC Sport, algunos integrantes de la expedición francesa padecen rinofaringitis, pero, a priori, no debería ser motivo de preocupación a cuatro días del debut de la subcampeona del mundo, el lunes contra Austria en Dusseldorf.

Este miércoles, durante el primer entrenamiento de la tricolor en Paderborn, Didier Deschamps dirigió la sesión, pero con algunos leves síntomas de fiebre y molestias que confirmaron su rinofaringitis horas después. El staff médico ha establecido todos los protocolos necesarios para que el virus no se propague, velando por la seguridad de los jugadores y no exponiéndoles a ningún contratiempo.

Algunos de los síntomas que se manifestaron en algunos futbolistas galos fueron exceso de frío y fiebre, lo que generó un desconcierto en el staff médico, ya que el debut contra Austria es en apenas cuatro días. Coman, entre los afectados, ya llegaba convaleciente a la Eurocopa por unas molestias en la rodilla que pusieron en tela de juicio su presencia en el torneo de Alemania. Esta tarde, a las 17:30, Francia se ejercitó por segunda vez en suelo germano y ni el del Bayern ni Mbappé estuvieron presentes.

as