España frente a una roca

La Roja, máxima realizadora con once goles, se enfrenta a una Francia que sólo lleva tres. Navas defenderá a Mbappé. Laporte, frente a su país.

Hace un año y medio, en la final del Mundial de Qatar, Francia solo se pareció a Francia en el gallo que lleva en el pecho. Es cierto que forzó la prórroga ante Argentina, que incluso pudo sentenciar con un remate de Kolo Muani en el minuto 123 y solo cedió tras caer en los penaltis, pero durante 80 minutos estuvo a merced de la Albiceleste. Buena parte de la culpa la tuvo Lionel Scaloni y su red para desactivar a los bleus. Esta noche, Francia afronta un nuevo examen de altura ante la España de Luis de la Fuente, que fue profesor del argentino en el curso de entrenadores de Las Rozas (sigue el encuentro en directo en As.com). De esa capacidad para leer el partido depende en gran medida el resultado de una semifinal marcada por la alargada sombra de Mbappé. Un héroe enmascarado al que hoy vigilará Navas, el único campeón del mundo en las filas de La Roja. Un reto de altura. A los 38 años no se tiene miedo.

A De la Fuente y Scaloni les une aquel curso, en cuya promoción 2017 hincaron codos exfutbolistas como Valerón, Saviola, Orbaiz, Craioveanu o Redondo, pero también unos inicios similares como seleccionadores absolutos. Scaloni recibió críticas por su escaso bagaje para tomar las riendas de un equipo con el peso de la Albiceleste del mismo modo que le ocurrió a De la Fuente, para quien la derrota ante Escocia (2-0) rumbo a esta Eurocopa afiló los dardos de aquellos cuya profesión no es otra que la de atizar al seleccionador de turno.“Nuestro modelo se acerca al de un bonito espectáculo. Somos un equipo muy vistoso, pero aquí se trata de ganar”, comentaba ayer De la Fuente en vísperas de un partido que, como el de Alemania en cuartos, también podría llevar colgada la etiqueta de final anticipada.

El pedigrí habla por Francia, pero no tanto su juego, que ha dejado mucho que desear en lo que llevamos de torneo. Los bleus suman tan solo tres goles a favor y dos de ellos llegaron en propia puerta, el de Wöber en el 0-1 ante Austria y el de Vertonghen en el 1-0 con Bélgica; el único marcado por un futbolista francés fue el de Mbappé a Polonia… y ese llegó de penalti. En definitiva, un bagaje gris si tenemos en cuenta la nómina de talentos de que dispone Deschamps.

España es un caso diametralmente opuesto. Ha resuelto sus cinco partidos con victoria (única selección capaz de hacerlo), once goles a favor (líder junto a Alemania) y solo dos en contra, el de Le Normand en propia meta en octavos de final contra Georgia y el de Wirtz en cuartos frente a Alemania.

Y hasta ahí la estadística, números sin cara como diría Federico Luppi en la película Martín (Hache), una manera de acercarnos a un duelo en el que se prevén cambios en los onces. En el caso de España, los tres son obligados: Navas y Nacho relevan a Carvajal y Le Normand por razones disciplinarias, mientras que Olmo ocupará el puesto del lesionado Pedri. Sin Le Normand, Laporte se queda como único central francés frente a Deschamps, el técnico que hizo oídos sordos a su candidatura para jugar con la selección del gallo.Una polémica que, según el seleccionador, está olvidada. “Tomó su decisión, no tengo nada que reprocharle. Lo importante es que Laporte viva bien esta situación, que es el caso”, apunta Didier, que ensalza el juego y la verticalidad de España con Nico y Lamine como puntas de lanza; este último ha propiciado 14 ocasiones de gol para sus compañeros, récord de un internacional español desde las 25 de Xavi en la Eurocopa 2012.

En Francia, Rabiot regresa tras cumplir sanción, lo que hace indicar que Camavinga podría quedarse fuera del once, mientras que el gran debate nacional, al margen del que ustedes ya saben y nada tiene que ver con el balón, es si juega Griezmann o Deschamps apuesta por una línea de tres integrada por Mbappé, Kolo Muani y Dembélé. En unas horas saldremos de dudas, en nada España volverá a vibrar con una Selección lista para un partido grande en el que habrá que desactivar a Francia como Argentina hizo en el Mundial 2022. Al estilo Scaloni. Y en esta ocasión el profe De la Fuente juega con La Roja.

as