Eduardo Coudet viene de sacarse la espina de lograr un título como entrenador, tras consagrarse campeón de la Superliga con Racing. Pero el calendario, insaciable, no da tregua, y el técnico de la Academia ya prepara el debut en la Copa Superliga.

En ese contexto, Chacho dejó hoy bien en claro que solo piensa en el equipo de Avellaneda, aunque también sorprendió al admitir que, “con el tiempo”, su carrera “se va a cruzar con River”.

“No tengo ningún objetivo hacia delante, miro el hoy. Creo que a largo plazo voy a tener la posibilidad de dirigirlo porque me ha tocado estar como jugador, tengo un cariño grande con el club y me siento muy reconocido”, aseguró.

De todos modos, Coudet aclaró: “No lo veo a corto plazo, el club tiene un gran entrenador como Marcelo (Gallardo), el mejor de Argentina y me enfoco en el presente”.

Después de la relajación que significa la concreción de un objetivo tan importante como la obtención de la Superliga, Coudet destacó que la intención es no retroceder ni un solo casillero.

“Voy a tratar de distintas maneras que mis equipos sean competitivos y protagonistas, no solo de las competencias sino de los partidos. Ese es el pensamiento principal”, manifestó en declaraciones a ESPN.

En esa línea, agregó: “No creo que un título te cambie la manera de pensar, trabajar o manejarte. Pero la realidad es que todos somos exitistas y vamos en busca del primer puesto, y cuando lo lográs es una alegría inmensa y te ponés muy feliz”.

“Pero esto pasa rápido y sabemos que hay que dar vuelta la página y seguir sosteniéndose de la mejor manera”, explicó.

En la Copa Superliga, donde Coudet buscará mantener el envión ganador, Racing debutará el sábado a las 20 como visitante ante Estudiantes de La Plata.

“Es una serie de 180 minutos y eso cuenta”, diferenció Chacho esta nueva competencia, a diferencia de los torneos tradicionales.