No conforme con lograr un gran triunfo en la Carrera 1 de la Copa Mundial de Autos de Turismo (WTCR) en Hungría, Néstor Girolami subió la apuesta y fue por más. Fue así que Bebu logró hoy una victoria implacable en la Carrera 2 y se afianzó como el gran dominador de la segunda fecha de la temporada.

El piloto de Isla Verde se tomó revancha rápidamente de una segunda clasificación en la que recibió una sanción por exceder los límites de la pista de Hungaroring .

Esa decisión lo llevó a largar desde la sexta posición, pero Girolami se recuperó pese a la humedad inicial de la pista y accedió a la posición de privilegio en el giro inicial, tras culminar su remontada con una gran maniobra sobre el sueco Daniel Haglöf.

El cordobés marcó el camino de la carrera durante sus 12 vueltas con su Honda Civic TCR número 29 y se subió nuevamente a lo más alto de un podio que completaron el francés Jean-Karl Vernay y Haglöf.

Para Esteban Guerrieri, compañero de equipo de Girolami, no fue una carrera sencilla. El porteño, que fue tercero en la primera carrera, debió trabajar mucho para llegar en el quinto lugar.

Enredado en la zona media del pelotón, el piloto de Mataderos recién logró estabilizarse en el último tercio de la carrera, tras superar al francés Yvan Muller.

Luego de largar noveno, Guerrieri llegó a retrasarse hasta el undécimo lugar, pero afortunadamente se recuperó y conservó la cima del campeonato, que ahora comparte con Girolami, con 90 puntos.

La actividad del WTCR en Hungría concluirá a las 12.00, con la realización de la Carrera 3.