Dorados de Sinaloa, dirigido por Diego Armando Maradona, volvió a quedarse en las puertas del ascenso a la Primera División del fútbol mexicano, tras perder esta noche la final del Clausura con San Luis.

La primera final jugada en Sinaloa había terminado 1-1 y hoy el tiempo regular finalizó 0-0, por lo que se fueron a definir en suplementario. Allí, San Luis logró la ventaja y con el 1-0 gritó campeón y ascendió directamente, ya que también se había adjudicado el Apertura.

En el gol de San Luis, el arquero argentino de Dorados Gaspar Servio cometió un error al dejar un despeje corto en el área y posibilitarle al rival definir en una inmejorable posición.