Vélez Sarsfield, tras haber superado a Lanús, enfrentará a Boca Juniors en los cuartos de final de la Copa Superliga, y los hinchas del club de Liniers se tomaron un tiempo dentro de su celebración para palpitar lo que será el regreso de Mauro Zárate al estadio José Amalfitani.

“El que no salta es un traidor”, cantaron desde todos los sectores de la cancha en los últimos minutos de juego, recordando la desprolija salida del delantero del club para pasar al xeneize.

Zárate, tras la victoria de Boca sobre Godoy Cruz había dicho que no iba a pedirles a los simpatizantes de Vélez que lo “entiendan”, y “que hagan lo que sientan”. Evidentemente el sentimiento hacia él no es nada grato.

Por otro lado, y anticipando el duelo del próximo domingo, el estadio entonó un clásico: “El domingo, cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar”.