Al técnico de Rosario Central, Diego Cocca, le cumplieron uno de los pedidos que realizó para la próxima temporada. Según quedó establecido hoy de palabra, Miguel Barbieri continuará en la institución hasta el 30 de junio de 2020.

El acuerdo, que deberá rubricarse próximamente, quedó establecido entre el vicepresidente primero de Central, Ricardo Carloni, y Víctor Blanco, presidente de Racing, que posee la mitad de la ficha del defensor.

Barbieri permanecerá en el Canalla a través de un nuevo préstamo por un año, a cambio de 150.000 dólares.

Cuando Barbieri firmó con Central, el 18 de julio de 2018, por una temporada, en el contrato figuraban dos opciones.

La primera era que se podía extender el vínculo por otros seis meses, es decir hasta el 31 de diciembre de 2019 por otros 50.000 dólares. La segunda alternativa estipulada era la compra del 50 por ciento de los derechos económicos a cambio de 1.500.000 de la moneda norteamericana.

En las primeras charlas, cada parte expuso su propuesta con realidades totalmente distintas: Central argumentó que sólo tenía el dinero para una nueva cesión y en Racing manifestaron que solamente negociaban a través de una venta.

Para alegría de Cocca, finalmente llegaron a un acuerdo, más allá que el representante de Barbieri, Mario Schinea, no quedó muy conforme con lo sucedido, porque aspiraba a que el vínculo se extendiera hasta fin de año, en el caso de renovar a préstamo.

La dirigencia se comprometió a saldar la deuda que tiene con Barbieri en materia de salarios (abril y mayo) y premios (Copa Libertadores) en las próximas semanas. Posteriormente, se rubricaría el nuevo acuerdo.