San Lorenzo está a un triunfo de meterse en una nueva final de la Liga Nacional de báquetbol tras derrotar esta noche a Ferro Carril Oeste por 86-83, y dejar la serie semifinal 2-0.

El estadounindese Donald Sims se transformó en la figura más destacada en San Lorenzo al conseguir 24 puntos, 4 asistencias y 5 recuperos de balón, en 37 minutos 46 segundos en cancha.

Un escalón por debajo de Sims, habrá que ubicar al uruguayo Mathias Calfani (12 puntos y 8 rebotes), José Vildoza (13 puntos y 7 rebotes), y Máximo Fjellerup (10 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias).

En el lado negativo de San Lorenzo se deberá colocar las 17 pérdidas de balón (a causa de ellas le convirtieron 13 puntos), varias de las cuales se produjeron en el cierre del encuentro, y no fueron bien aprovechadas por Ferro.

Por el lado de Ferro habrá que destacar las enormes figuras de Luciano Massarelli (20 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias), el estadounidense Charles Mitchell (20 puntos y 10 rebotes), y Mariano Fierro (15 puntos y 6 rebotes).

San Lorenzo dio un gran golpe cuando se quedó con el primer cuarto 28-9. Fue un impacto importante con miras a lo que se vino después, porque la irregularidad que tuvo en su juego le permitió a Ferro acercarse una y otra vez a partir del segundo parcial.

Ferro comenzó a meterse en el partido a partir del trabajo de Mitchell, quien se bancó la lucha contra Calfani y Jerome Meyinsse; y luego Massarelli y Mauro Cosolito fueron los encargados de tomar la posta.

El equipo de Caballito dio el primer alerta a los 6.30 del segundo cuarto, cuando quedó a 4 puntos (34-30), pero ahí se produjo algo que se repetiría a lo largo del partido: San Lorenzo desactivó cualquier tipo de problema con un par de conversiones.

Nada cambió en el tercer cuarto, pero la irregularidad de San Lorenzo, y las ganas de Ferro, dejaban el resultado abierto.

Y así se dio el último cuarto.

A 48 segundos 08 décimas del final, un triple de Cosolito puso a Ferro a un punto abajo (81-80). Inmediatamente San Lorenzo cometió un error en la salida, que el equipo de Caballito no supo capitalizar porque un mal pase de Sebastián Orresta fue interceptado por Vildoza.

El próximo viernes, desde las 21.30, volverán a verse las caras, ahora en el gimnasio Héctor Etchart de Caballito, y a Ferro no le queda otra que ganar, porque de los contrario, San Lorenzo volverá a ser finalista.

Foto: @CASLABásquet