Vanina Correa fue la figura excluyente del partido de esta tarde entre Argentina e Inglaterra, a pesar de la derrota del combinado albiceleste, y tras el juego fue premiada por FIFA.

“Contentas por lo que jugamos, por lo que dimos. Sabemos que dejamos todo en la cancha y no se nos dio. Estoy orgullosa de mis compañeras. Dejaron todo, más no se les puede pedir”, expresó la arquera en diálogo con la transmisión oficial.

Correa recordó la mejor de sus atajadas, en el penal que le tapó a Nikita Parris a los 27 minutos del primer tiempo. Consideró que fue clave para que Argentina siguiera resistiendo los embates de las británicas.

“El penal les levantó un poco el ánimo a mis compañeras, pero Inglaterra es una selección muy dura, sabíamos que iba a ser así”, indicó.

En el momento de analizar el partido, dijo que “fue intenso” y destacó que las británicas “son súper rápidas y súper potentes”.

“No podíamos jugarles de igual a igual, sabiendo lo que es Inglaterra, pero cometimos errores y lo pagamos caro”, lamentó.

Finalmente, la experimentada Correa dejó su deseo para las jóvenes que recién comienzan su camino, consciente de que su generación, y este seleccionado, están revolucionando el fútbol femenino en Argentina.

“Esperemos que las generaciones que vienen puedan disfrutar del fútbol”, concluyó la mejor del encuentro.