Mientras el plantel de Newell’s continúa la pretemporada en el complejo Jorge Griffa (ex Bella Vista), el flamante técnico Frank Kudelka espera que la dirigencia pueda traer los refuerzos que les pidió para armar un equipo competitivo, debido a la comprometida situación que se presentará al inicio de la nueva temporada.

El conjunto rosarino comenzará la próxima Superliga con el peor promedio junto a Gimnasia y Esgrima de La Plata y es algo que de mínima enciende las alarmas de Kudelka y su cuerpo técnico.

Hasta ahora descenderán, por reglamento, cuatro equipos a la B Nacional, más allá de las versiones que indican que la cifra podría reducirse a la mitad.

Por ese motivo, Kudelka pidió incorporaciones en todas las líneas. Un marcador central de jerarquía, un volante de marca, junto a un mediocampista ofensivo por derecha y también un delantero de área.

Sin embargo, hasta que Newell’s no reciba el dinero por la venta de la otra mitad del pase de Lisandro Martínez a Defensa y Justicia, el club no tiene plata para avanzar en las negociaciones.

Sumado a ello, el fideicomiso todavía no está reglamentando para que los socios y simpatizantes aporten económicamente y de esa manera hacerle frente a las nuevas contrataciones.

Los apuntados serían los que se vienen mencionando en las últimas semanas. Dos actualmente están en Independiente, Nicolás Domingo y Jonathan Menéndez, y también aparecen en el radar Carlos Quintana, de Argentinos Juniors, y Gabriel Carabajal, de Patronato.