El holandés Mike Teunissen (Jumbo-Visma)  protagonizó la gran sorpresa en la jornada inaugural del Tour de Francia, la competencia ciclística más importante del mundo, al adueñarse de la etapa corrida en Bélgica.

La victoria de Teunissen no fue una victoria cualquiera, ya que batió sobre la misma línea de meta, por apenas media rueda, al favorito para quedarse con el sprint final, el eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe).

“Cuando era pequeño, ser profesional me parecía ya difícil y ponerme el maillot amarillo era simplemente un sueño, casi inalcanzable. Recordaré este día toda mi vida”, afirmó el corredor holandés.

Por otra parte, Teunissen se convirtió en el primer ciclista de los Países Bajos que encabeza la general del Tour de Francia desde que Erik Breukink ganó el prólogo de la edición de 1989.

El corredor del Jumbo-Visma se quedó con la etapa, corrida en Bruselas con una extensión de 194,5 kilómetros, en un tiempo de 4 horas 22 minutos 47 segundos.

Por su parte el campeón defensor, el británico Geraint Thomas (Team INEOS) ocupó el lugar 111, aunque lo más relevante para él fue haber escapado a una caída grupal producida muy cerca de la meta.

“Estoy bien. Me di suficiente espacio y evité el choque real. Lo principal es que no causó ningún daño”, dijo Thomas.

Mientras tanto, Maximiliano Richeze (Deceuninck-Quick Step), el único ciclista argentino que participa de la carrera, arribó a la meta en la trigésima posición.