El defensor Diego Novaretti aseguró hoy que llegar a Rosario Central “es un desafío bárbaro” para su carrera, luego de haber jugado tantos años en el exterior.

“Quise venir a Central por un cúmulo de cosas, decisiones personales, familiares y ver lo que se juega Central hoy en día, no es nada fácil. Central es un desafío bárbaro para mi. Ojalá sea un grano más de arena para que al club le vaya bien”, dijo el defensor en conferencia de prensa desde Arroyo Seco.

Y agregó: “Quise venir a Central por un cúmulo de cosas, decisiones personales, familiares y ver lo que se juega Central hoy en día, no es nada fácil y para mi es un desafío bárbaro. Ojalá sea un grano más de arena para que al club le vaya bien”.

Novaretti, de 34 años, proviene del Querétaro y además jugó en León, Lazio, Toluca y Belgrano de Córdoba.