No pudo ser…

El esfuerzo, la entrega, y todo lo bueno que hizo el equipo durante la mayor parte de los cuarenta minutos no alcanzó: Los Pumas volvieron a caer ante los All Blacks, esta vez 20-16.

El arranque del partido estuvo marcado por el mal comienzo de los All Blacks, algo que fue muy bien aprovechado por Los Pumas, que en apenas 6 minutos de partido, gracias a los penales de Nicolás Sánchez y Emiliano Boffelli, ganaban 6-0.

Pero después de los 20 minutos, los All Blacks se metieron en partido, y entonces comenzaron a hacer valor todo su potencial, especialmente cuando encontraban los espacios vacíos y Ardie Savea podía correr.

Los Pumas estuvieron muy cerca de dar el golpe. Foto: Hernán Barrios / IAM Noticias.

Corrían 17 minutos cuando los neozelandeses llevaron la pelota hacia el sector izquierdo de su ataque, la pelota pasó por varias manos hasta que llegó a las del centro Ngani Laumape, quien quebró el ingoal argentino. 

Los All Blacks ganaban 7-6, pero en un partido dominado por las imprecisiones, el resultado quedaba abierto, algo que quedó demostrado un rato después, cuando Sánchez, con un nuevo penal, le devolvía la ventaja.

Fue quizá a partir del minuto 23, cuando los All Blacks sacaron a relucir su oficio y la capacidad para golpear, cada vez que se acercaron al ingoal argentino.

Beauden Barrett, con dos penales, puso a los All Blacks 13-9, pero los “Hombres de Negro” no desplegaban un gran rugby, y eso le daba margen de retorno a los argentinos.

Sin embargo en el minuto 38 se produjo el que quizá fue el error más grande de Los Pumas. Con el equipo saliendo en ataque, Sánchez realizó un pase lateral muy anunciado que fue interceptado por Brodie Retallick, quien en total soledad, anotó el segundo try de su equipo.

De estar cerca de dar el golpe, Los Pumas se encontraron 11 puntos (9-20) abajo…Parecía el golpe de gracia.

Pero no fue así. Los segundos 40 minutos fueron de Los Pumas que se metieron desde la patada de salida en campo neozelandés.

Los dirigidos por Mario Ledesma tuvieron su premio a los 6 minutos, cuando Sánchez metió un kick en el ingoal, Boffelli le ganó en el salto a Ben Smith, y anotó el try.

Los Pumas siguieron jugando y presionando en campo de los All Blacks, quienes se vieron impedidos de atacar, y debieron limitar todo su trabajo en la defensa.

Y fue en este contexto donde Los Pumas tuvieron su punto débil, porque tuvieron al menos tres chances (hubo otra que terminó en conquista, pero fue anulada porque Ramiro Moyano pisó fuera de la cancha, cuando dio el pase a Jerónimo de la Fuente) para conseguir un nuevo try, y no las supieron aprovechar.

Los Pumas estuvieron cerca de dar el golpe. Foto: Hernán Barrios / IAM Noticias.

Es cierto también que en las últimas de ellas, con los 80 minutos cumplidos, los All Blacks utilizaron oficio y mañas para defender un maul a metros de su ingoal.

Los Pumas cumplieron, y estuvieron cerca. Ahora la próxima parada es Australia, donde el próximo sábado enfrentarán a los Wallabies.

Fotos: Hernán Barrios / IAM Noticias.