El ala-pivote Nicolás Romano se convirtió esta tarde en la flamante incorporación al plantel con el que Instituto de Córdoba jugará la próxima edición de la Liga Nacional de Básquetbol.

Romano, de 31 años y 1.90 de altura, viene de jugar las últimas dos temporadas en Atenas de Córdoba, en la última de las cuales promedió 30.7 minutos, 15.2 puntos, y 5.9 rebotes en 41 partidos.

Además de Romano, Instituto incorporó a Martín Cuello, quien llegó procedente de Libertad de Sunchales; y renovó los contratos de Gastón Whelan y Santiago Scala.

El equipo cordobés, por otra parte, estrenará técnico, dado que Sebastián Ginóbili ocupará el lugar de Martín Müller.