(Especial por Darío Procopio) – La judoca argentina Paula Pareto no se presentó al combate que debía sostener con la mexicana Edna Carrillo por la medalla de bronce. El árbitro dio la voz Hajime para empezar el combate y del lado de la argentina, el tatami estaba vacío. Ya se había conocido la noticia que Paula no iba a presentarse por una lesión. La triste noticia fue lamentada por todo el público albiceleste. Es sabido el cariño por la mejor judoca de la historia nacional.

En su debut en la categoría -48 kilos en los XVIII Juegos Panamericanos de Lima 2019, Pareto obtuvo una trabajada victoria. La actual campeona Olímpica de Rio 2016 derrotó a la brasileña Larissa Farías por 1 a 0, producto de un Waza-ari. Paula encontró en el tatami del Polideportivo 1 de la Villa Deportiva Nacional a una rival que le presentó un duro combate. Sobre el final, la experiencia de la argentina prevaleció para obtener la mínima diferencia ganadora. Además, la judoca de Brasil cometió dos Shidos (faltas leves) y quedó a sólo una de la descalificación (hansoku-make).

En segunda ronda, Paula debió enfrentar a la cubana Vanesa Godinez. Una victoria la ponía de cara al combate por el oro. “La Peque” estaba incómoda con la rival y con su propia dolencia. La judoca sanfernandina presentó batalla, pero la cubana era fuerte y con buena técnica. La argentina cometió tres infracciones o shidos y fue descalificada (hansoku-make). La cubana recibió un ippon y derrotó a la multicampeona nacional.

La argentina bajó del tatami, se abrazó con su entrenadora Laura Martinel y se fue llorando. Algo no estaba bien. Unos minutos después se conoció la lesión. El abandono de Pareto cortó su racha personal de medallas panamericanas, ya que fue bronce en Río 2007, oro en Guadalajara 2011 y plata en Toronto 2015. Recordemos además que “La Peque” obtuvo bronce olímpico en Beijing 2008 y oro en Río 2016, transformándose así en la primera mujer argentina en ser campeona olímpica en un deporte individual.

“Se me adormecían los brazos. En la primera lucha me pasó y me duele la espalda. Es una lesión cervical, me dio miedo, porque en 15 días compito en el Mundial, que es el último torneo puntuable para los Juegos (Olímpicos de Tokio 2020). Me bajé de la última (pelea, por el bronce) porque no me sentía bien. Cuando me paré para salir a luchar, me mareé y no quise hacerlo porque podía empeorar”, comentó en TyC Sports.

En la categoría -52 kilos, también hubo representación argentina. Ayelén Elizeche cayó en segunda ronda y no pudo pelear por las medallas. En primer turno, la porteña derrotó a Judith González de Chile por ippon otorgado por los tres shidos de la trasandina que dejaron el resultado a favor de la albiceleste por 10 a 0. En su segunda presentación, Ayelén perdió al sufrir un ippon en manos de la mexicana Luz Olvera.

El judo argentino no pudo subir al podio en el primer día de competencias, aún con la presentación de su máximo exponente. Sin embargo, en días venideros habrá nuevos combates de pesos mayores y los albicelestes esperarán mejor suerte.

Foto: Hernán Barrios / IAM Noticias.