José Beraldi, candidato a presidente de Boca Juniors por la oposición, inició su campaña de cara a las elecciones del próximo 9 de diciembre, “una fecha fea para el hincha” xeneize. En su plataforma, le apunta a devolverle la gloria a nivel internacional al fútbol y a “recuperar la vida social” del club de la ribera.

“Los balances no se festejan en el Obelisco, se festejan los títulos. El 26 de noviembre quiero estar festejando la Copa Libertadores, y después sigo con la campaña política. Para mí, siempre primero está Boca. No hay nada más importante en mi vida, yo respiro Boca. No quiero más fracasos con River, se tiene que terminar. Estos siete años y medio fueron un bodrio, Boca no se puede conformar con dos títulos nacionales y dos Copa Argentina. En vez de darme un balance de 800 (millones de pesos), dame uno de 200, pero dejame salir campeón. Boca es una máquina de generar plata, de cualquier lado”, manifestó el postulante en diálogo con el programa Nacho Sportivo, de FM Late 93.1.

En las elecciones habrá más de 50 mil socios habilitados para votar, y Beraldi espera que asistan más de 30 mil. En el día en el que se cumplirá un año de la final perdida en Madrid ante el rival clásico de toda la vida, espera imponerse junto a su compañero de proyecto Royco Ferrari.

“Es una unidad para decirle basta al oficialismo, para demostrarle que hay otra manera de conducir a Boca. Que dejemos los egos personales, las soberbias, nos sentemos a una mesa y pensemos en Boca. Hablé con más de 8 mil socios y ni uno me dijo que va a votar al oficialismo”, aseguró.

Dentro de su proyecto, uno de los aspectos más importantes está en el resurgimiento de varias disciplinas que fueron dejadas de lado por la actual conducción del club.

“Uno de los problemas que Boca tiene es la vida social. Le restó importancia al básquet, al voley, a muchas disciplinas. A todas las competencias que tengan la camiseta de Boca las tenés que encarar con las mismas ganas. Yo viví otra vida social en Boca, nací hace 62 años en un conventillo a una cuadra de la cancha. Me crié y viví adentro de la cancha de Boca y era otra cosa. Pero tenemos los mismos quinchos, la misma pileta, cada vez se restan más lugares para disciplinas deportivas… lo que se ha hecho en Ezeiza no es lo que se pensaba para el socio de Boca, se usa solo para las inferiores”, enumeró.

Para “recuperar la vida social”, promete “tener un polideportivo en esas cuatro manzanas como Boca merece, quinchos para todos y no para pocos, una súper pileta”.

“En el barrio hay 8 mil socios de Boca. La contención social de los chicos es más que necesaria”, destacó.

Beraldi también reveló que aspira a una reforma de La Bombonera que le permitirá aumentar la capacidad del estadio a “entre 66 mil y 70 mil personas”.

Por otro lado, invitó a viejas glorias de Boca a volver a acercarse al club, y sobre todo a Román Riquelme.

“Con Román tengo una excelente relación porque viví los años de gloria con él, charlo mucho con él. Le ofrecí hace muchos años que venga a participar de la vida social de Boca. Es la gente que quiero siempre cerca de Boca: los Román, los (Martín) Palermo, los (Jorge) Bermúdes, los (Alfredo) Cascini, los (Blas) Giunta, los (Alberto) Márcico, los (Marcelo) Delgado, los (Hugo) Ibarra…”, indicó.

Finalmente, Beraldi expresó cómo se imagina como presidente de Boca.

“Me veo trabajando para Boca, demostrándole al socio de Boca que tengo la experiencia y la capacidad. Quiero tratar de devolverles a los socios de Boca todo el cariño que viví”, concluyó.