El tenista Gustavo Fernández, número 1 del mundo, brindó esta tarde una clínica de tenis en el court de Posta Natural en Tandil.

El campeón en Australia, Wimbledon y Roland Garros, peloteó con chicos y chicas de escuelas de tenis de Tandil y Olavarría.

Sobre su silla de ruedas,y exhibiendo la capacidad de su brazo derecho para pegar drives y voleas, el deportista cordobés jugó durante dos horas, siempre con una sonrisa y alentando a los rivales, que iban rotando.

El evento, organizado por Nativa Seguros (empresa que tiene a Fernández como embajador), tuvo presencia de los principales medios de prensa nacionales, entre ellos IAM Noticias.

Gustavo Fernández también jugó, durante la clínica, con tenistas en silla de rueda representantes de Los Pulpos de Bahía Blanca.

Mientras peloteaba, brindaba consejos y revelaba datos de su carrera. De fondo, las espectaculares Sierras tandilenses.

Fernández no ocultó su faceta futbolera. Elogió a sus rivales hinchas de Boca, como él, y “amenazó ” con jugarle duro a los de River.

“Al no usar las piernas y la zona media, es fundamental posicionarme y estar siempre concentrado”, afirmó.

Tras unos días de descanso, Fernández comenzará el lunes la pretemporada para retomar la actualidad oficial.

Hoy tuvo acción en esta clínica que sacudió una ciudad muy tenística, y cuna de grandes jugadores, como Tandil.