Racing Club llevó a cabo este jueves un nuevo entrenamiento en el predio Tita Mattiussi, con la presencia de Lisandro López luego de un día de ausencia, y con Matías Zaracho otra vez moviéndose de manera diferenciada al resto del plantel.

López, capitán de la Academia, no participó de la sesión del miércoles a causa de una gastroenteritis y permaneció recuperándose en su domicilio.

Por su parte, a raíz de la lesión muscular que lo marginó de la convocatoria para disputar la actual fecha FIFA con el seleccionado argentino, Zaracho sigue sin poder acoplarse a los trabajos con el resto de sus compañeros.

El joven volante se ejercitó a un costado de la cancha, mientras el resto de los futbolistas efectuaba tareas de movilidad y otras con pelota en recepción, control, traslado, pases a un toque y definición, según se informó de manera oficial.

Ambos apuntan a llegar en óptimas condiciones al clásico que Racing disputará con Boca Juniors el sábado 19 de octubre, por la décima fecha de la Superliga, aunque en el caso de López su presencia estaría descontada.