El entrenador de Newell’s Old Boys, Frank Kudelka, habló hoy en conferencia de prensa tras el entrenamiento matutino. Se refirió a la recuperación de Mauro Formica, detalló la forma de juego de Patronato, el próximo rival, y se molestó porque nuevamente debió explicar que todavía hay un largo recorrido para que finalice la temporada.

Por otro lado, el equipo tendría una variante en mitad de cancha con el ingreso de Aníbal Moreno por Lucas Villarruel, según el táctico efectuado en el complejo Jorge Griffa.

Los once para visitar mañana al elenco entrerriano serían: Alan Aguerre; Ángelo Gabrielli, Cristián Lema, Santiago Gentiletti, Mariano Bíttolo; Moreno, Julián Fernández, Denis Rodríguez; Lucas Albertengo, Rodrigo Salinas y Maximiliano Rodríguez

Ante la consulta sobre si lo tendrá en cuenta a Formica, tras la lesión sufrida, respondió: “Su recuperación fue total, está a disposición y entrenando a la par del plantel, después habrá ciertas evaluaciones que deberemos hacer, pero lo tenemos muy en cuenta. El equipo ha sabido solucionar, en parte, su ausencia. Con sus características nos da una impronta distinta a la hora de jugar”.

Sobre Patronato, indicó: “Es un rival difícil con mucho roce físico y un estilo de jugar que es directo y sobre todo utiliza la vía área. Sabemos que es un escollo importante en nuestro camino. Nosotros tenemos que apoderarnos del balón para que ellos con su juego largo y aéreo no nos hagan daño. Porque tienen un ataque directo cuando recuperan la pelota sin tanta posesión”.

De todos modos, remarcó que el conjunto leproso se centrará en su propio juego cuando empiece a rodar el balón.

“Se querrá hacer fuerte en su cancha por la posición en la tabla que hoy tiene. Pero siempre pienso en mi equipo porque las soluciones las debemos tener nosotros, cada uno cuenta con sus características, pero más allá de todo, confiamos en lo que nosotros debemos hacer para vulnerar al rival, que cuenta con gente de experiencia, y que no nos preocupe con sus virtudes”, destacó.  

Fiel a su estilo, no confirmó el equipo y aseveró que no será el mismo que igualó con Banfield cuando le insinuaron que podría repetir la formación.

“Averiguaron mal, entonces”, respondió.

Y Kudelka culminó de forma sarcástica: “Parece que soy poco lúcido para hacerme interpretar. Yo no es que deje de darle valor, al contrario, siempre le doy mucho valor a los rivales, más allá de la forma de jugar de cada uno. Lo que digo es que esto es a largo plazo, porque es este campeonato más el otro (por la Copa Superliga) lo que dictamina quiénes seremos cuando termine todo. Entonces, si en cada partido me pongo a pensar que es la gran final, sufro un desgaste mayor, cada uno tiene sus condimentos. Lo más importante es cómo funciona mi equipo, como progresa y corrige sus errores, también cómo plasmar una forma de juego en forma continua”.

Más tarde, el director técnico definió la lista de concentrados: